Todos los errores que hemos cometido (hasta hoy) para descongelar carne

Aunque todos sabemos que siempre es mucho mejor comprar en el día los alimentos que vamos a consumir, lo cierto es que la mayoría de nosotros no tenemos tiempo para pasar todos los días por el súper o por la tienda de barrio y hacernos con las viandas que vamos a tomar, así que no nos queda más remedio que comprar semanal o quincenalmente y congelar los productos. Lo cual nos lleva al hecho de tener que descongelar carne, algo que no siempre hacemos bien.

La carne congelada puede estar igual de buena que aquella que no ha estado a temperaturas bajo cero, pero para que conserve todos sus nutrientes es importante que sepamos descongelarla bien, algo a lo que no solemos prestar toda la atención que deberíamos.

El clásico truco del agua caliente

errores al descongelar la carne

Lo de dejar la carne fuera de la nevera lo hacemos si tenemos tiempo, pero a todos nos ha pasado darnos cuenta de que estamos muy cerca de la hora de comer o de cenar y no hemos sacado la carne a descongelar. Es entonces cuando empieza a cundir el pánico y buscamos soluciones instantáneas que tampoco son positivas para nuestra salud.

Lo de descongelar carne en agua caliente es un truco que viene de la época de nuestras abuelas  y que deberíamos ir olvidando totalmente. Si la carne fría la metemos en agua aliente (aunque la carne esté envasada) es como si la estuviéramos bañando en un jacuzzi lleno de bacterias que además pueden ser peligrosas, así que nada de volver a hacer esto.

Mayka J.
Mayka J.
Jurista por formación y escritora por vocación. Llevo más de diez años dedicada al mundo de la redacción con especialidades como Derecho, pymes, autónomos, emprendimiento y marketing digital.