sábado, 25 junio 2022 22:33

Roures no para: Mediapro factura más que Atresmedia y Mediaset juntas

El Grupo Imagina (Mediapro) prepara su salida a bolsa y lo hará con una valoración de alrededor de 3.000 millones de euros. Este conglomerado audiovisual fundado y dirigido por Jaume Roures cerró 2018 con una facturación de 1.967 millones de euros, cifra con la que supera a la suma de ingresos de Mediaset y Atresmedia.

Esta situación parecía utópica en el otoño de 2005, cuando el Gobierno de Zapatero le adjudicó un canal televisivo mientras los contratos le llovían desde TVE y las autonómicas controladas por el PSOE.

La prensa conservadora caricaturizaba a Roures como un intermediario futbolero disfrazado de editor al que La Moncloa le había puesto dos pisos, La Sexta y Público, antes de que la caída de Zapatero provocarse su quiebra por una guerra del fútbol que decían que iba a perder ante la todopoderosa PRISA.

Pero nada de esto sucedió: Mediapro se zampó a su socio, Globomedia; Tatxo Benet tuteló la integración de La Sexta en Atresmedia; Roures cerró Público dejándose mucho crédito en la gatera; y en los últimos años la productora que ganaba controvertidas subastas y colocaba cámaras hasta en la Luna se ha diversificado y expandido para sorpresa de la industria audiovisual española.

UNOS NÚMEROS DE INFARTO

Mediapro está implantada en 36 países de cuatro continentes en los que dispone de 6.695 trabajadores, más de dos tercios en España. Gracias a todos estos mercados logró un ebitda de 222 millones de euros, cifra muy positiva con la que saltarán los próximos meses al parqué londinense con una valoración estimada en 3.000 ‘kilos’.

El gigante controlado por Roures ha apostado por cuatro áreas de negocio: la de contenidos, al alza con 34 series producidas en 2019 y 200 en desarrollo, producción o emisión; la de derechos audiovisuales, a la baja tras los líos con el Calcio y tras las condenas de algunos de sus exdirectivos por sobornos; la de servicios audiovisuales, que sigue fuerte; y la de eSports, a cuya expansión en Pekín contribuye su accionista mayoritario chino, Orient Hontai.

Roures
The Mediparo Studios, nuevo sello de Roures.

Imagina se instaló en 2018 en Serbia, Croacia, China, Canadá, Perú y Egipto. Con todos estos países Imagina (que engloba a productoras como Mediapro, Globomedia, Liquid Media, K-2000 o 100 Balas), se olvida de algunos de los líos que acumula en Madrid.

FERRERAS, FLORENTINO Y RUBIALES

Jaume Roures soltó hace unos meses que Antonio García Ferreras tiene “el discurso engañoso que favorece a la represión” en Cataluña. El productor demostraba con este palo que lleva años sin hablarse con el director de La Sexta, que no aprobó la emisión del controvertido documental ‘Las cloacas del Estado’.

Este conflicto favoreció a que Imagina se quedase sin la mitad del contrato que disfrutaba en ‘La Sexta Noticias’, para la que ahora solo se encarga de los aspectos técnicos. Aun así en la cadena verde Imagina tiene peso gracias a la producción de ‘El Intermedio’ o ‘Zapeando’.

Tampoco pasan por sus mejores momentos las relaciones de Roures con Florentino Pérez, que le ha dejado sin la producción de Real Madrid TV tras 18 años. Peor le van las cosas a Mediapro con la RFEF de Luis Rubiales, que les ha dejado sin el VAR, sin la Copa del Rey y les quiere dejar sin la Liga femenina.

MUCHAS DUDAS, POCAS CERTEZAS

Jaume Roures ha contribuido con sus silencios a la que aumente la leyenda sobre él: la derecha mediática dice que el productor es un trotskista e independentista catalán que se hizo rico gracias a ser uno de los “brujos visitadores de La Moncloa”, Cebrián dixit.

Pero hay voces en la izquierda mediática que miran con sospecha a Roures, editor de un periódico, Público, que rara vez habla mal de la monarquía y que en escasas ocasiones ha dejado en mal lugar a Félix Sanz Roldán.

Jorge Fernández Díaz asegura que el productor ha precipitado su jubilación política, pero otro miembro del PP, Ramón Moreno, nunca salió de su asombro tras pasarse siete años de su vida denunciando los contratos que le daba la “TVE zapateril” porque cuando llegó el PP al Gobierno esos contratos se mantuvieron.

A Roures se le presumen muchos contactos en el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez, pero el magnate catalán ya dejado claro que algunos “poderes fácticos” le habían imposibilitado quedarse con el Grupo Zeta.

TRIPLE PATINAZO EN EL PRIME-TIME DE TVE

Jaume Roures tampoco descuida sus negocios en las teles españolas y especialmente feliz está con TVE, que ha emitido en este inicio de curso tres productos que no han llegado siquiera al 10% de share: la valiente serie ‘Malaka’; la nueva temporada de ‘Estoy vivo’; y ‘Vaya crack’, concurso que ha tenido que ser relegado a la madrugada del sábado al domingo por sus bajos registros.

El productor también prepara otras dos series para las privadas: ‘Perdida’ se verá en Antena 3 y ‘Caronte’ en Telecinco. Mejor le va con Movistar, para el que produce ‘Las que faltaban’, ‘Dar cera, pulir #0’, ‘La Script’, ‘El tercer tiempo’, ‘Universo Valdano’ y los encuentros que se ven en Movistar LaLiga; o con Telemadrid, donde su exempleado José Pablo López le ha contratado ‘Está pasando’.

PÚBLICO SE METE EN POLÉMICAS

Roures, criado en Barcelona, recriado en Nicaragua y aprendiz en la TV3 ochentera, sabe que el mercado doméstico es solo una parte de su negocio. Aun así no puede olvidarse de España: la prensa estatal le recuerda la supuesta contradicción entre sus ideas y negocios (nunca lo hacen con los empresarios católicos), y su periódico le mete en líos variados.

Público deslizó en verano una colaboración del CNI con el cerebro del atentado de Las Ramblas (contribuyendo a aumentar la teoría independentista que hablaba del interés de los Servicios Secretos españoles por derribar el procés con todo tipo de estrategias).

Roures
Jaume Roures se ha convertido en uno de los productores estrella a nivel europeo.

Y este otoño Público ha tenido que rectificar tras decir que había infiltrados policiales que causaban disturbios en Barcelona. No lo harán con su campaña contra Arabia Saudí, país al que atacan por sus vejaciones contra la mujer por un interés: Roures y Tebas no quieren que Rubiales se lleven la Supercopa al país amigo de la Casa Real española.

Sea como fuere Roures, capaz de juntar en su cumpleaños a Iglesias o a Junqueras, de apadrinar al apestado Woody Allen, de ofrecer 300 millones porque el Camp Nou lleve el apellido Mediapro, y de cerrar PortAventura este verano para celebrar los 25 años de Imagina, mira con alegría la fortaleza del conglomerado que ha creado.


- Publicidad -