jueves, 20 junio 2024

Cada fruta su vitamina, te enseñamos cuáles tienen

De todos es sabido que las frutas son los alimentos que «más vitamina y nutrientes» contienen y que, por consiguiente, su consumo es importante para nuestra salud. Comer fruta va de la mano de tener una dieta saludable.

Aunque todas las frutas son buenas para tu organismo, cada una posee unas vitaminas y unas propiedades diferentes, óptimas para distintos tipos de enfermedades o incluso a la hora de prevenirlas. Consumir frutas aporta a nuestro organismo la mayor parte de vitaminas, minerales, nutrientes, antioxidantes y fotoquímicos que necesita.

Te dejo las ocho frutas más comunes y lo que no sabes de ellas:

Arándanos

Los arándanos se caracterizan por tener gran cantidad de vitamina C . Esta vitamina interviene en la formación del colágeno, los huesos, dientes y glóbulos rojos. Además, ayuda a absorber el hierro de los alimentos, previene la anemia ferropénica. La vitamina C ayuda a las defensas de nuestro organismo.

Esta fruta posee un gran poder antioxidante y está especialmente recomendada para las enfermedades de las vías urinarias como la cistitis… Previene infecciones en los riñones, próstata, uretra y en general en todas las vías urinarias.

Tiene bajo contenido calórico ya que tiene pocos hidratos de carbono. Los arándanos son ricos en fibra, potasio, hierro y calcio. Posee facultades astringentes y antivomitivas.

También es rico en componentes antiespasmódicos antiinflamatorios.

Juega un papel importante a la hora de nivelar el azúcar en la sangre. Además, sus beneficios cognitivos los hacen recomendables para prevenir problemas mentales relacionados con la edad, como el «Alzheimer».

Favorece la circulación de la sangre, siendo efectivo particularmente en enfermedades como arteriosclerosis, varices, hemorroides y flebitis.

Esta fruta en articular posee una cantidad enorme de cualidades para formar parte de tu dieta diaria.

Vitamina

Fresas

Las fresas tienen altos niveles de vitamina C que interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones. Sirven también para la diabetes, ayudando además a controlar los niveles de colesterol en sangre. Poseen propiedades astringentes y son buenas para limpiar las encías.

El consumo de vitamina C está recomendado en distintas situaciones como:

  • Embarazo.
  • Lactancia.
  • Tabaquismo.
  • Al tomar algunos medicamentos.
  • Estrés.
  • Cuando tienes bajas las defensas.
  • Cuando haces deporte.
  • Cáncer.
  • Sida.
  • Enfermedades inflamatorias crónicas.

Tienen muy pocas calorías y además de agua lo que más contiene son hidratos de carbono. Su alto contenido en ácido fólico hace que sea una fruta indispensable para las embarazadas, ya que, ayuda a prevenir la espina bífida y las alteraciones del sistema nervioso del feto.

Se ha demostrado que comer fresas «previene el cáncer de esófago» y además, «estimula la memoria a largo plazo».

100 gramos de fresas son los 60 miligramos de vitamina C que tu cuerpo necesita al día.

vitamina

Manzanas

Es fuente discreta de vitamina E. La vitamina E posee acción antioxidante, interviene en la estabilidad de las células sanguíneas como los glóbulos rojos y en la fertilidad, y aporta una escasa cantidad de vitamina C.

El potasio, es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

Según cómo la ingiramos nos ayuda a regular el intestino.

  • Si la comemos cocida y con piel es útil para tratar el estreñimiento, ya que se aprovecha la fibra insoluble presente en la piel, que estimula la actividad intestinal.
  • Si la comes cruda la pectina, que tiene la particularidad de retener agua, combate la diarrea haciendo más lento el tránsito intestinal.

Al ser una fruta depurativa limpia el hígado y el organismo de toxinas. Tiene una gran cantidad de antioxidantes y flavonoides que ayudar a evitar los problemas respiratorios y la diabetes. Sirven también para limpiar y proteger los dientes.

¡Un 85% de su composición es agua!

vitamina

Sandía

La sandía tiene vitaminas A, B6 (ayuda a mitigar el estrés), vitamina C, ácido fólico, magnesio, cobre, y cinc. Al estar compuesta en su gran mayoría de agua tiene nivel de colesterol cero.

Por consiguiente, al ser altamente diurética beneficia sobre todo a las personas que sufren de cálculos renales, ácido úrico, hipertensión y otras que retienen líquidos. Su baja cantidad de potasio, las personas que sufren de insuficiencia renal y siguen una dieta controlada en este mineral, pueden consumirla con moderación, pero en mayor cantidad que la mayoría de las frutas.
Un dato curioso y desconocido es que la sandía también puede ayudar a «reducir el dolor» que aparece en ciertos músculos cuando hacemos ejercicio.

Debido a su cantidad de aminoácidos ayuda a «reducir la tensión», previene accidentes «cerebrovasculares». Además, tiene efecto laxante y posee propiedades antioxidantes. Es beneficiosa para el cuidado de la piel y “válida para todo tipo de dietas”.

¡¡Es la fruta que más agua contiene, casi un 90%!!

vitamina

Naranjas llenas de vitamina

La naranja es el mejor remedio para prevenir resfriados por su alto contenido en vitamina C. Se recomienda tomarla junto con alimentos ricos en hierro o suplementos de este si sufres anemia ferropénica, ya que la vitamina C sube la absorción de hierro y así acelera la «recuperación».

También posee vitamina A, la cual es imprescindible para la visión, la piel, el pelo, las mucosas, los huesos y para el funcionamiento del sistema inmunológico.

Su elevado contenido en agua y su riqueza de vitamina C, ácido fólico y minerales como el potasio, el magnesio y calcio ayudan a depurar la sangre, lo que colabora notablemente en la prevención del cáncer.

Al contienen ácido fólico ayuda a prevenir los defectos en el tubo neural en los bebés. A partir de los 5 meses el zumo de naranja es el único aporte complementario de vitamina C en los humanos.

Tiene muy poco nivel calórico al estar compuesta prácticamente por agua, potasio y ácido cítrico. Por consiguiente, al tener estos componentes la hacen ser una fruta muy diurética y excepcional en casos de hiperuricemia, litiasis, cálculo renal, hipertensión arterial y demás enfermedades relacionadas.

Las naranjas ácidas pueden producir molestias si tienes trastornos gástricos.

naranja

Kiwi

100 gramos de esta fruta cubren el 10% de las necesidades diarias de vitamina E, que refuerza el poder antioxidante de la vitamina C. También posee vitamina B6 que ayuda a reforzar el sistema inmunológico. Además de vitamina E con la que se combate la hipertensión y la presión arterial alta.

Al ser altamente antioxidante protege los daños oxidativos que se produzcan en el ADN celular y fluidifica la sangre, reduce la agregación plaquetaria. Ambas propiedades ayudan de sobremanera en casos de cáncer.

El kiwi mejora los niveles de colesterol. Su contenido de potasio ayuda a la eliminación de líquidos y equilibra la salinidad del cuerpo. Gracias a la fibra soluble que contiene regula los niveles de colesterol, triglicéridos y azúcar en la sangre, e insoluble y previene el estreñimiento.

Posee gran cantidad de ácido fólico, importante para prevenir la espina bífida durante el embarazo, así como para la formación de glóbulos rojos.

Es de las pocas frutas que en sus semillas tiene omega3, la cual es la grasa más recomendada y sana tanto para el corazón como para el cerebro.

Es un gran anticoagulante natural y para finalizar esta enorme lista de beneficios el magnesio y el potasio que aportan te ayudan a mantener la salud de los huesos, cartílagos, dientes y encías.

¡¡Contiene más vitamina C que las naranjas!!

dieta

Plátanos

El plátano es un alimento que siempre está presente en nuestra dieta, pero ¿te has parado a pensar qué te aporta?

Esta fruta es muy rica en vitaminas y demás nutrientes.

  • provitamina A
  • B1 tiamina
  • B2 riboflavina
  • B6 niacina y piridoxina
  • C
  • Potasio y magnesio
  • Ácido fólico
  • Hidratos de carbono
  • Serotonina
  • Bajo en sodio
  • Insulina

El plátano tiene un alto valor nutritivo y energético. Contiene el 20% de su peso en hidratos de carbono. Cuando no está maduro el hidrato de carbono es el almidón, pero a medida que va madurando este se transforma a insulina y otros fructooligosacáridos, beneficiosos para el intestino y que ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, obesidad, osteoporosis y cáncer.

Su alto nivel en potasio ayuda a prevenir calambres. Esta fruta es ideal si realizas esfuerzos físicos o practicas algún deporte. Roger Federer los tiene en dieta diaria desde hace más de veinte años.

Como curiosidad que posiblemente no sabías es que si tomas inhibidores de la monoamino oxidasa (un fármaco para combatir la depresión), los médicos «no» recomiendan que el plátano forme parte de tu dieta por la serotonina que contiene, ya que puede producir reacciones adversas al mezclarlos.  

vitamina

Aguacates, llenos de vitamina

Finalmente, he dejado para la última la fruta menos dulce, pero sí la que más te ayuda sin que lo sepas:

El aguacate tiene minerales y demás nutrientes, así como 20 vitaminas: A, B1, B2, B3, B6, B9, C, E y K. Pequeñas cantidades de magnesio, manganeso, cobre, hierro, zinc y fósforo.

Esta fruta es rica en grasas saludables. Posee un alto valor nutritivo y no tiene ni colesterol ni sodio. Es baja en grasas saturadas y lo caracteriza su alto contenido en potasio.

El potasio además de evitar calambres, también colabora a que la tensión baje,  el principal factor de riesgo cardiovascular, infartos y disfunción renal.

Parte de la grasa en el aguacate es ácido oleico, es decir; grasas saludables, y también tiene nutrientes llamados luteína y zeaxantina que ayudan a la salud ocular.

La gran cantidad de fibra que contiene y su bajo nivel de carbohidratos hace que el aguacate sea muy recomendado en dietas para perder peso. La también contribuye reducir los picos de azúcar en la sangre.

Además de aumentar la absorción de antioxidantes de otros alimentos, también ellos solos son una fuente de antioxidantes.

Aguacates

- Publicidad -