El pasado viernes se estrenaba en Netflix los capítulos correspondientes a la primera temporada de su nueva serie: Lupin. Una ficción de origen francés que ha sorprendido a todos los usuarios de la plataforma y que en su primer fin de semana se ha colocado en lo más alto de la lista de contenidos más vistos, superando incluso a ‘Los Bridgerton’, que estaba siendo la serie del momento. Un fenómeno que se ha dado no solo en España, también en otros países, excepto Reino Unido y Estados Unidos, donde se resisten y se encuentra aún en el tercer puesto.

UN PERSONAJE MÍTICO DE LA LITERATURA FRANCESA

Arsenio Lupin (Arsène, su nombre original), es un impecable ladrón de guante blanco creado por el escritor francés Maurice Leblanc a principios de siglo XX. Pronto el personaje se convirtió en un clásico de la literatura del género policiaco, al mismo nivel que Sherlock Holmes en Gran Bretaña (de hecho, autores y creaciones coincidieron en el tiempo). Lupin ha aparecido en un sinfín de relatos, obras de teatro y producciones audiovisuales, desde series de televisión, dibujos animados, cómics y largometrajes. La producción de Netflix, si bien toma a Arséne como referencia, el guion no se basa en ninguna de las novelas de Leblanc, pero mantiene el espíritu del personaje, un antihéroe literario que ha conquistado a todo el mundo. Pero, ¿qué tiene esta serie que gusta tanto?

lupin escena