Pciencia

Pablo Motos suele llevar a algunos colaboradores a su programa El Hormiguero para ayudar a los espectadores. Prueba de ello son las apariciones del pasado del famoso Dr. Mario Alonso Puig, que ha publicado algunos libros de autoayuda muy interesantes. El propio Pablo ha confesado públicamente practicar yoga y también da algunos trucos para mejorar el estado de ánimo y reducir la ansiedad.

Consejos muy interesantes que son sencillos, lo pueden realizar todas las personas, y que ayudan a mejorar la calidad de vida. Parece que Pablo Motos ha cogido el relevo de Eduard Punset y que presta un pequeño espacio en la televisión dedicado a la inteligencia emocional y el bienestar.

Consejos para reducir la ansiedad de Pablo Motos

Pablo motos y el Pranayama contra la ansiedad

En El Hormiguero: quédate en casa, el presentador Pablo Motos ha sorprendido con unos consejos para mejorar la vida de los espectadores, ahora que pasan por estos duros momentos.

En cada uno de estos programas especiales por el confinamiento, Pablo Motos comienza dando un consejo o comentando alguna anécdota para intentar ayudar. Una buena idea que muchos espectadores agradecerán.

Uno de esos consejos de Pablo Motos fue una revelación de lo que a él le funciona para quitar la ansiedad. Una técnica sencilla que todos pueden hacer y que es efectiva. “Quiero empezar explicando una forma de respirar que se hace en yoga, y que quita la ansiedad. Se llama Pranayama y quiere decir control de la respiración.“.

Según asegura el presentador, se consigue un beneficio y que funciona bastante bien. El presentador también se sinceraba y dijo que a él le funcionó muy bien cuando se murieron sus padres. Algo que le salvó absolutamente del sentimiento que sufría en ese duro momento.

Lo que debes hacer para el Pranayama, como bien informaba Pablo Motos en el vídeo, es:

  1. Respirar lento, ya que la mente sigue a la respiración. Eso hace que te calmes. Lo debes hacer en un lugar tranquilo y cómodo. Debes unir las manos bajo tu mentón y elevar los codos para que se abran los pulmones. Con la espalda recta y el cuello hacia atrás para que el tronco sea todo una línea recta.
  2. Primero coges aire haciendo ruido en la garganta.
  3. Aguanta un instante la respiración.
  4. Luego sueltas el aire haciendo ruido con la garganta.