Android Q logo y mascota Andy

Google continúa avanzando con el desarrollo de sus productos, entre ellos Android Q que ahora está en fase Beta de desarrollo. De hecho, ya se han lanzado varias Betas hasta el momento para que se pueda testar y poder pulir el código de la versión final que sustituirá al actual Android Pie.

Se espera lanzar seis versiones Beta desde la primera aparición en marzo de este año hasta la versión final que aparecerá en agosto de 2019. Si no hay algún problema o retraso, será este verano cuando finalmente conozcamos el resultado de todo este proceso de desarrollo. Y entonces estará disponible para que los fabricantes de dispositivos móviles lo pongan en sus ROMs.

Muchos de los últimos dispositivos actuales también podrán disfrutar de Android Q actualizando Pie desde OTA, aunque no todos los terminales admiten ese tipo de actualización directa. Además, ya sabes que dispositivos, como Huawei, tienen un futuro algo nublado y que ya está preparando su propio sistema operativo Ark OS. No obstante, Huawei aparece en la lista de los primeros teléfonos móviles que recibirán Android Q…

Las expectativas son máximas sobre Android Q o Android 10.0, ya que no es una evolución de Pie con solo algunas mejoras, sino que es una profunda revisión con muchas novedades. Además, algunas de las cosas que no han gustado de Pie, la actual versión Android 9.0, también se han mejorado para este nuevo release.

Las novedades de Android Q

Móviles con Android Q

El intenso trabajo de los desarrolladores ha dado sus frutos, y gran cantidad de dispositivos podrán nutrirse de ellos. No solo los dispositivos móviles como tablets, phablets y smartphones, también otros como las famosas Android TV Box lo tendrán.

Mejoras en los permisos de las apps

Permisos en Android

La gestión de permisos es algo preocupante. Las apps necesitan de permisos para realizar acciones en el sistema y saber gestionarlas adecuadamente puede reducir los riesgos de seguridad.

Android se basa en Linux, pero carece de la cuenta root por defecto, así que somos meros usuarios no privilegiados. No obstante, Android nos aporta esta interfaz de permisos para poder controlar a las apps que instalamos.

Con Android Q se nos permitirá un mayor control que en las versiones previas. Por ejemplo en permisos como la Ubicación que geolocaliza nuestro dispositivo. Y también hay nuevos límites para el acceso al almacenamiento.

Los desarrolladores de apps también cambiarán la forma en que usan el almacenamiento en Android Q. No podrán hacer uso de cualquier dispositivo y en cualquier momento como hasta ahora sucede. Eso es más seguridad para el usuario.