de autonomo a sociedad mercantil

Si algo debe tener muy claro el autónomo es que incluso las decisiones que toma a nivel particular le pueden afectar profesionalmente. Por eso, lo mejor en la mayor parte de los casos es proteger el patrimonio personal y el familiar a través de la separación de bienes. Esto es algo que se puede hacer antes de contraer matrimonio, pero también después.

La separación de bienes permite al autónomo mantener a salvo de los riesgos asociados a su actividad profesional el patrimonio de su familia. Así, si algo va mal, esos bienes no se verán afectados ni tendrán que responder de posibles deudas contraídas por el profesional en el ejercicio de su actividad.

La responsabilidad del autónomo

autonomo responsabilidad limitada

En otros países de nuestro entorno existe la figura del autónomo de responsabilidad limitada. Esto implica que la responsabilidad de un profesional con respecto a las deudas derivadas de su actividad está limitada. En España se ha intentado abordar en algunos momentos esta cuestión, pero a día de hoy sigue sin ser una realidad y no parece que vaya a serlo a corto plazo.

En nuestro país un autónomo responde de las deudas de su negocio con todo su patrimonio. Es decir, que tiene una responsabilidad totalmente ilimitada. Si contrae una deuda con el banco para financiar la adquisición de material y su negocio fracasa, si no tiene dinero para devolverla podría perderlo absolutamente todo, hasta su casa.