mostaza especia

Sanidad avisa a los veganos que hay productos de su consumo contaminados con mostaza. La Agencia Española de Seguridad Alimenticia y Nutrición lleva un año movidito. Primero cuatro brotes de listericia, tres en carnes y uno en quesos, después fue la lechuga con bacteria E.Coli.

Los celíacos también se vieron afectados por falta de información por gluten en etiquetas de especias de la India. Hace unos días se han detectado los niveles de mercurio en cuatro especies de peces demasiado elevado para el consumo de niños, embarazadas y mujeres en lactancia, y ahora les toca el turno a los veganos.

Se han retirado veinte productos del mercado por posible contaminación con mostaza. Si no te da alergia, no tienes mucho problema. Sin embargo, cuando eres alérgico puede tener consecuencias bastante graves.

Se trata de productos elaborados a partir de vegetales que tienen mostaza. Los que estaban a la venta fueron retirados antes de que se supiese el resultado de los análisis realizados por sanidad.

Fuentes de la mostaza

sanidad alerta a los veganos de la mostaza

La mostaza es un recurso bastante utilizado en la cocina. Tanto los veganos como los que no lo son la usan como aderezo en los platos. Tiene un sabor peculiar y picante.

Hay quien no sabe que la mostaza se extrae de las semillas de una planta herbácea con el mismo nombre. Hay alrededor de unas cuarenta clases distintas de mostazas, pero para la comida tan solo se usan la mostaza negra, la blanca y la mostaza salvaje.

Sanidad ha advertido sobre la contaminación ya que hay alérgicos que pueden llegar incluso a perecer si ingieren este producto.

[/nextpage]

Información de Sanidad

sanidad advierte a los veganos

La Agencia Española de Seguridad Alimenticia y Nutrición ha sido informada por el Sistema de Intercambio Rápido de Información de la contaminación en los productos para veganos. Sanidad de Barcelona ha sido la encargada de dar el aviso.

Se trata de Productos Dietéticos y de Régimen Sorribas que han elaborado algunos de sus alimentos con una materia prima proveniente de Italia y esta estaba contaminada con mostaza.

Las marcas que comercializan los productos contaminados son Biogrà, HLT, Bonpreu y Biocesta. Los productos contaminados han sido vendidos a establecimientos de toda España menos Ceuta y Melilla.