Banco Sabadell
Imagen | Bloomberg

Las acciones del Banco Sabadell cotizan por encima del euro, casi un 50% menos que cuando adquirió el 100% de TSB (su filial británica) en 2015. Pero desde Bank of America (BofA) creen que la entidad puede caer en Bolsa hasta los 0,50 euros, es decir otro 52%. Y se muestran claros: el banco está atrapado en Reino Unido y necesita vender su filial por unos 700 millones.

TSB presentó el 25 de noviembre (en Londres) ante inversores y analistas su nuevo plan estratégico (2019-2022). Pero no gustó mucho, de hecho, en esto últimos días los analistas de Morgan Stanley o Barclays, entre otro, han bajado el precio objetivo de sus acciones.

Desde la filial británica del Sabadell prometieron la mejora del beneficio recurrente para 2021, alcanzando los 130 y 140 millones de libras. En estos niveles, el ROE o rentabilidad financiera de TSB se situará cerca del 7% si se excluyen los costes de reestructuración y del 5% asumiéndolos en los próximos tres años.

ATRAPADO

Sin embargo, Bank of America señala que Sabadell está atrapado en el Reino Unido y el objetivo de ROE de 2022 está muy por debajo del COE, es decir está perdiendo valor. Y la rentabilidad se va hundiendo con el paso de los años.

En 2015, la entidad catalana pagó 2.400 millones de euros por TSB pero calculan que su inversión tiene un valor actual en libros de 2.200 millones de euros. Y aunque Sabadell no ha hecho ninguna declaración pública que sugiera la venta de TSB, estiman que (de hacerlo) debería vender la filial a 0,33 veces el valor contable para que esta transacción no tuviera impacto en el capital.

Es decir, unos 700 millones de euros. Y esto es 1.700 millones por debajo de lo que pagó la entidad. Y aunque el precio de sus acciones pierdan un 13%, no le costaría capital.

TODO SON PROBLEMAS

En cualquier caso, si Sabadell considerara vender TSB: una valoración deprimida, los problemas heredados con los supervisores financieros (PRA y FCA) y las potenciales multas relacionadas con los fallos de la migración tecnológica de 2018, además de la incertidumbre sobre el Brexit, sugieren que no sería una venta inminente.

Si TSB estuviera a la venta, el tamaño y capitalización de Virgin Money (destaca el informe) facilitarían su digestión. Sin embargo, la compañía va a estar ocupada con la integración de CYBG en los próximos 18 meses, y su apetito por nuevos acuerdos “debe ser limitado”, opinan estos analistas.

Respecto al objetivo de ROE de TSB, aclaran “está por encima de nuestras expectativas” que se sitúan entre el 0% y el 2%, respectivamente.

Los fondos propios de TSB no han dejado de caer (sobre todo desde el Brexit en 2016), al igual que el ROE y en consecuencia el precio del banco. En 2015, cuando Sabadell entró de lleno en Reino Unido, TSB contaba con 2.367 millones en fondos propios. En 2018, 2.074 millones. Si bien, los importantes problemas en la migración tecnológica llevaron al banco británico a perder 240 millones de euros.

Actualmente, la principal preocupación del banco americano es “el riesgo a la baja” de las ganancias ya que consideran que caerán un 32% en 2020 frente al consenso. Además de rendimientos inferiores y una posición de capital ajustada.

POCO MARGEN PARA REDUCIR COSTES 

Loa analistas de BofA creen que minimizar el riesgo de interrupción y ejecución (tras los fallos de la migración tecnológica del año pasado) junto con las restricciones de capital pueden haber reducido el margen de reducción de costes que estiman desde TSB.

Su “ambicioso” plan de ingresos (+ 3,5% para 2022) que permitirá a la filial aumentar la rentabilidad, pasa por el cierre de 82 oficinas para el año 2020 con el objetivo de mejorar la rentabilidad y la eficiencia. Un ajuste que supondrá un impacto en costes de 210 millones de euros.

Sin embargo, el informe destaca que la “falta de masa crítica con tipos de interés a la baja y un mercado competitivo, pesará en el cambio de rentabilidad de TSB” incluso si cumple “con sus ambiciosos objetivos” de ingresos.

Un objetivo de ROE del 7% para 2022 significa que los rendimientos del Reino Unido de Sabadell se mantendrían “muy por debajo” de su coste de capital. Y BofA considera que una adquisición podría ayudar a impulsar la rentabilidad de TSB aunque ven “poco apetito” por parte de Sabadell para comprometer más capital en Reino Unido, particularmente con la incertidumbre del Brexit, la posición de capital ajustada del grupo y una moneda débil.

Comentarios de Facebook