lunes, 5 diciembre 2022 11:41

TSB (Sabadell) acabará con 82 oficinas en Reino Unido en un año

El pasado 25 de octubre, día en el que el Banco Sabadell presentaba resultados trimestrales, el consejero delegado de la entidad, Jaime Guardiola repitió varias veces que “el grueso” de los anuncios sobre TSB, la filial de Reino Unido,se conocerían el 25-N.

Cumpliendo con sus palabras, este lunes desde la filial británica anunciaban el cierre de 82 oficinas para el año 2020, esto es un 15% de su red actual. Esta decisión se enmarca en su nuevo plan estratégico (2019-2022) y tiene como objetivo mejorar la rentabilidad y la eficiencia. De hecho, este ajuste supondrá un impacto en costes de 210 millones de euros.

TSB justifica esta decisión, que previsiblemente afectará a la plantilla, en que cuenta con más del doble de oficinas por cada 10.000 clientes que la media sector en Reino Unido. De este modo ha decidido recortar durante próximo ejercicio el número de sucursales hasta 458 desde las 540 actuales.

MÁS FLAGSHIP Y DIGITALIZACIÓN

TSB quiere apostar ahora por las ‘flagship’ o buques insignias en localizaciones estratégicas. Además de destinar 152 millones de euros en la transformación de sus canales digitales y automatización de sucursales.

El nuevo plan estratégico pretende mejorar el beneficio recurrente de la entidad hasta la horquilla de entre 152 y 163 millones de euros al final del periodo.En estos niveles, el ROE o rentabilidad financiera de TSB se situará cerca del 7% si se excluyen los costes de reestructuración y del  5% asumiéndolos.

Asimismo, la entidad tiene previsto incrementar y diversificar su cartera crediticia, con un aumento del 5% neto anual en los próximos tres años.

Por otra parte, el banco renovará y ampliará la gama de sus productos de crédito actuales para cubrir más necesidades y llegar a más segmentos de clientes. La entidad quiere seguir invirtiendo en «soluciones innovadoras» adaptadas al entorno digital actual, como la Garantía de Reembolso por Fraude, que protege a aquellos clientes víctimas del mismo. Y además, seguirá desarrollando su negocio de pymes.

OBJETIVO: AHORRAR

Por otro lado, tras absorber los impactos de la amortización de inversiones, los ahorros de costes está previsto que alcancen unos 117 millones de euros, lo que contribuirá a mejorar su ratio de eficiencia en 15 puntos porcentuales.

La consejera delegada de TSB, Debbie Crosbie, explicaba este lunes que esta estrategia establece un programa de transformación mediante el cual la entidad podrá simplificar su estructura «para competir de forma eficaz y fortalecer las relaciones con sus clientes».

Guardiola explicaba (el día de los resultados) que en Reino Unido, donde llevan desde 2015 tienen “muchas esperanzas depositadas”. Y en el medio plazo “aportará, aunque ahora no lo haga”. De hecho, no esperan una contribución positiva en 2019 y hasta la fecha, las pérdidas son millonarias.

UN AÑO CPMPLICADO

De enero a septiembre, TSB ha perdido 5 millones de euros tras contabilizar un cargo por reestructuración de 15 millones de euros en el tercer trimestre. Y eso que el objetivo del banco para este ejercicio era la mejora de resultados después de un 2018 “muy complejo”.

La compra de TSB por parte del Sabadell ha estado marcada por los importantes problemas en la migración tecnológica. Esto llevó al banco británico a perder 240 millones de euros en 2018 y según Guardiola no se verán beneficios hasta 2020.

Este lunes, el consejero delegado del Sabadell, expresaba que el plan estratégico que han presentado sienta las bases para el crecimiento de TSB, un banco “con un punto de partida privilegiado y un plan bien definido para cumplir con todos los compromisos”.

UN ENTORNO COMPLEJO

La filial británica del banco confía en alcanzar estas nuevas metas teniendo en cuenta un nuevo escenario macroeconómico marcado por el Brexit. Según sus cálculos, la economía británica cerrará este año con un crecimiento del 1,4%, si bien prevé que se desacelerará hasta el 0,9% para 2020.

Sin embargo, apunta a que el Producto Interior Bruto (PIB) de Reino Unido se recuperará en 2021, hasta el 1,4%, y alcanzará el 1,5% en 2022. Además, considera que la inflación ascenderá este año al 2% y bajará una décima el año que viene y el siguiente, hasta el 1,9% y el 1,8%, respectivamente. En 2022 estima que se situará en el 1,9%.

La tasa de paro británica se mantendrá este año y el siguiente en el 3,8% y señala que se reducirá hasta el 3,6% para los dos años siguientes.


- Publicidad -