La Coca cola es la bebida gaseosa más consumida en todo el planeta. Sí, has leído bien, aparentemente serviría para beber y no para hacer otra cosa. De la Coca cola se ha dicho casi de todo, pero estamos seguros que no sabías que se pueden hacer exquisitos platos con esta bebida.

La Coca cola está compuesta por un alto valor de azúcar y quizás en el plato a preparar suelte toda ella, haciendo de la salsa a preparar una sustancia pastosa. Si lo quieres comprobar lee las recetas que llevan como ingrediente una Coca cola.

Bizcocho de chocolate con Coca cola

Coca cola

La Coca cola no solo sirve para preparar platos salados, sino que también se pueden realizar dulces. Los ingredientes que debes de usar para la elaboración de este pastel son: 130 gramos de harina con levadura, una cucharada de polvo para hornear, 14 gramos de cacao puro en polvo, un poco de sal, 130 gramos de azúcar, 2 huevos, 130 gramos de mantequilla, 80 mililitros de Coca cola, 50 gramos de nueces del pecán y 75 gramos de chocolate negro troceado.

Para la cobertura: 100 gramos de chocolate troceado, 100 gramos de mantequilla, 60 ml de Coca cola y 100 gramos de azúcar en polvo.

Elaboración. Precalienta el horno a unos 180 grados. Enharina y cubre con mantequilla todo el molde. Trocea el chocolate y las nueces. Mezcla la harina con el polvo y la sal. En un bol bate los azúcares con los huevos.

Derrite a fuego lento la mantequilla y la Coca cola. Vierte la mitad de la mezcla de harina sobre los huevos y la mezcla de la mantequilla derretida. Añade el resto de la harina y remueve hasta que quede la pasta sin grumos. Añade el chocolate y las nueces. Vierte en el molde y ponlo en el horno que se ha precalentado en 180 grados durante 20 minutos.

Para realizar la cobertura: derrite en una cacerola la mantequilla con la Coca cola y el chocolate, hasta que tenga una textura muy suave. Incorpora el azúcar glass y mueve hasta poder disolverlo completamente. Hay que dejar templar hasta que tenga una consistencia que ayude a cubrir el pastel con facilidad. Cubre y mételo en la nevera hasta que se consuma.