Coca cola

La Coca cola es la bebida gaseosa más consumida en todo el planeta. Sí, has leído bien, aparentemente serviría para beber y no para hacer otra cosa. De la Coca cola se ha dicho casi de todo, pero estamos seguros que no sabías que se pueden hacer exquisitos platos con esta bebida.

La Coca cola está compuesta por un alto valor de azúcar y quizás en el plato a preparar suelte toda ella, haciendo de la salsa a preparar una sustancia pastosa. Si lo quieres comprobar lee las recetas que llevan como ingrediente una Coca cola.

Pollo con Coca cola

Pollo con Coca cola

El pollo es un alimento muy esencial dentro de la gastronomía del mediterráneo. Preparar una exquisita receta con Coca cola es más fácil de lo que pueda parecer.

Los ingredientes para preparar este plato son: un pollo entero, 330 mililitros de Coca cola, una cebolla, 50 gramos de harina común de trigo, 6 dientes de ajo, sal, un grano de pimienta negra y aceite de oliva.

Para elaborar el plato: corta el pollo (lo puedes comprar ya cortado para no tener que hacerlo en casa), pela y corta la cebolla en forma de juliana, pela el ajo y déjalo sin pelar entero en un bol.

Sala todos los trozos del pollo, pásalos por harina y sacúdelos para poder retirar todo el sobrante de la misma. Coge una cazuela donde habrás puesto anteriormente aceite de oliva. Dora y sella todos los trozos de pollo. Cuando estén a tu gusto, añade la cebolla junto con los ajos enteros y sin pelar y no olvides los granos de pimienta negra. Deja que poche completamente todo y agrega más tarde la Coca cola. Cubre todo el pollo y reserva el resto por si la necesitaras más adelante. Ve volteando el pollo hasta que la carne esté totalmente tierna y la salsa espesa. Échale un poco más de la bebida. Sirve cada ración a cada comensal.