Frappuccino Starbucks

Entre las las delicias que ofrece la famosa cadena de cafés Starbucks, el Frappuccino es sin lugar a dudas una de las más famosas. Se trata de un café frappé (helado), pero con la particularidad de ser bien cremoso y coronado con nata montada, siempre acompáñalo con cookies o una porción de brownie, algo fundamental para completar una merienda maravillosa.

Todos gustamos de los frapés de Starbucks, pero no siempre tenemos dinero para darnos el gusto de degustar uno. Por ello, hoy hemos decidido compartir una receta perfecta para preparar un Frappuccino de Starbucks en casa de forma sencilla y rápida para sorprender a la familia y amigos.

Esta versión casera de uno de los Frappuccinos más populares de Starbucks es bastante fácil de preparar y podrá disfrutarlo en casa ahorrando tiempo y algo de dinero.

Entre los ingredientes básicos para preparar un delicioso  Frappuccino, que también se vende como bebida en botella en las tiendas y en las máquinas expendedora, está la nata batida y el café, además de un poco de hielo.

Un poco de historia sobre el Frappuccino de Starbucks

Un poco de historia sobre el Frappuccino de Starbucks

Esta famosa bebida de café llamada Frappuccino nació en la cadena de cafeterías Boston en 1995, esta empresa se ocupó además de registrarla y hacerla popular.

Según cuenta la historia la cadena de cafeterías llamada Boston The Coffee Connection creó el nombre de Frappuccino haciendo una combinación de las palabras “frappe” (bebida licuada y con hielo) y “cappuccino” (un café espresso con un poco de leche espumada).

La cadena Starbucks compró los derechos a los dueños de la receta y por lo tanto automáticamente se convirtieron en propietarios de la fórmula y para 2012 el “Frappuccino” sumaba más de dos mil millones de dólares en el mundo.

Cuando apareció la bebida llamada Frappuccino se convirtió en poco tiempo en la “bebida rockstar” del verano, algo que la marca nunca se imaginó ya que en la primera semana después de su lanzamiento vendió más de doscientos mil frappuccinos en Estados Unidos.

Debido al éxito de la bebida, Starbucks decidió hacer también una versión en botellas con una receta que contiene café, leche, edulzante y saborizante, siendo una versión que hoy es posible encontrar en los comercios y también en la populares máquinas expendedoras de refrescos.

Comentarios de Facebook