reta

Los pasados meses no han sido buenos para nadie, y todavía menos para los autónomos. Los profesionales por cuenta propia han sido de los más castigados por la crisis del coronavirus. Miles de ellos tuvieron que cerrar directamente su negocio y cobrar la prestación extraordinaria por cese de actividad durante más de dos meses.

A ello hay que sumarle el hecho de que economistas y empresarios están avisando ya de que llega una gran crisis económica, algo que desde luego no es nada positivo para los autónomos. Por eso, no es de extrañar que cada vez sean más las voces que afirman que 2020 no es un buen año para emprender.

Sin embargo, la historia nos demuestra que incluso en las situaciones más complicadas hay motivo para la esperanza. Negocios como Uber o AirBnb son ejemplos de cómo una buena idea puede llegar a triunfar a nivel mundial en poco tiempo naciendo en mitad de una grave crisis económica.

Es cierto que ahora mismo la situación es complicada, pero sigue habiendo personas con muy buenas ideas y que se animan a dar el paso de emprender. Esto es lo que explica que el pasado mes de mayor se registrara un alza en el número de nuevas altas de autónomos, algo que desde luego nadie se esperaba y que ha sorprendido a propios y extraños.

altas autonomos mayo

Interesante crecimiento del número de autónomos en mayo

Según los últimos datos hechos públicos por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, el RETA registró un incremento del número de afiliados al RETA del 0,3% con respecto al mes anterior. En total 9.640 personas pasaron a ser nuevos autónomos, alcanzando la cifra total en todo el territorio nacional los 3.220.907.

Si desgranamos los datos por regiones podemos ver que este crecimiento de altas en el RETA se ha producido en toda España salvo en Canarias, que perdió 52 autónomos con respecto a los que tenía en el mes de abril.

Baleares se sitúa a la cabeza como la región con mayor crecimiento del número de autónomos en mayo, con un incremento mensual del 1,1%, y le siguen Andalucía, Murcia y Extremadura.

¿Son estos datos sobre el número de autónomos realmente positivos?

A simple vista cabría pensar que se trata de un dato positivo, ya que efectivamente lo es, pero los expertos no creen que sea sinónimo de una tendencia creciente, sino un dato que quedará como una excepción si tenemos en cuenta lo que nos espera en los próximos meses.

Continúa la incertidumbre sobre la prórroga de la prestación por cese de actividad, hay autónomos que todavía no saben cuándo van a poder volver a trabajar, y de los que están trabajando ya hay muchos que están notando una importante bajada en su volumen de ingresos mensuales. Ha comenzado una situación complicada que a buen seguro dejará muchas bajas en el RETA en los próximos meses.

autonomos trabajando

Expertos de ATA creen que los datos de afiliación al RETA en mayo son un mero espejismo. Advierten que es posible que en junio y julio también se registren incrementos en la afiliación, pero que pasado el verano el número de profesionales que trabajan por cuenta propia comenzará a descender rápidamente.

Esto se debe a que estas altas son estacionales. La mayor parte de ellas se han producido en regiones como Baleares, Andalucía y Comunidad Valenciana, que son zonas que viven principalmente del turismo, por lo que es normal que llegando el verano se produzcan más contrataciones y más altas de autónomos para prestar servicio a los turistas.

Una buena prueba de ello es que dos de los sectores en los que más altas se han producido son en la hostelería y el comercio. Sin embargo, la construcción parece aguantar el tirón y se ha convertido en el sector con más nuevos autónomos, superando los 4.300.

En el lado contrario nos encontramos con las actividades profesionales y la industria, que son las que más autónomos perdieron en mayo y cuyas previsiones no son nada positivas de cara a los próximos meses.

Y parece que el empleo por cuenta propia también es una cuestión de género. Mayo fue el sexto mes consecutivo en el que las bajas del RETA de autónomas fueron superiores a las bajas de autónomos, con unos porcentajes del 1,9% y el 1,2% respectivamente frente a los datos registrados en el mes de abril.

Ya hemos perdido 57.000 trabajadores por cuenta propia

En líneas generales 2020 no estaba siendo un año positivo para los autónomos, y esto ya era algo apreciable antes de la declaración del estado de alarma. De enero a mayo se han perdido 57.000 autónomos. 

El descenso interanual es del 1,7% y las cifras siguen creciendo mes a mes, de forma que las nuevas altas no son capaces ni siquiera de cubrir las bajas. 

Por el momento la prestación por cese de actividad está consiguiendo que muchos autónomos puedan mantener su negocio, pero si esta desaparece antes de que la situación económica se estabilice el número de bajas podría ser mucho mayor.

reta

Que a pesar de lo que está pasando siga habiendo personas dispuestas a darse de alta como autónomas es una muy buena noticia y pone de relieve que el espíritu emprendedor está presente en mucha gente. Sin embargo, existe un gran temor a que tras el verano muchos trabajadores por cuenta propia que ya tenían su negocio asentado no puedan aguantar la situación y decidan darse de baja del RETA, lo que afectaría también a los empleados que tengan contratados.

No hay una solución idónea para un problema de tanta magnitud, pero parece que tanto empresas como autónomos van a necesitar mucha ayuda en los próximos meses para seguir manteniendo su actividad y evitar así que haya una bajada importante en el número de cotizantes a la Seguridad Social.

Otro dato importante a tener en cuenta es que muchos autónomos que están cercanos a la edad de jubilación están ya evaluando si les compensa seguir en activo o si por le contrario les sale más a cuenta jubilarse, aunque se trate de una jubilación anticipada, lo que podría aumentar el número de personas con derecho a cobrar una pensión de jubilación.

Comentarios de Facebook