Supervivientes

El paso de las hermanas de Azúcar Moreno por Supervivientes ha causado un gran revuelo. Desde el momento de su llegada, las hermanas Salazar mostraron su descontento con el programa y, en general, con su participación. No querían estar ahí y se ha notado durante toda su estancia.

En varias ocasiones, Toñi y Encarna han querido abandonar el concurso, pero parece que nunca terminaban de hacerlo. Hasta la pasada semana. Las hermanas Salazar decidieron, de una vez por todas, decir adiós a Supervivientes 2019. Pero, ¿En qué les ha perjudicado? ¿Acaso se van a ir de “Rositas”? Vamos a conocer algunos de los problemas que tendrán Azúcar Moreno por abandonar Supervivientes.

Toñi y Encarna se rinden y abandonan Supervivientes

Toñi y Encarna Salazar se rindieron y decidieron abandonar Supervivientes. Según le dijeron a Jorge Javier Vázquez, no era cuestión física, sino mental. Estar en la isla estaba empezando a afectarles psicológicamente y querían abandonar antes de que la cosa fuese a peor. O eso es lo que decían ellas al respecto.

Pero lo curioso es que, a pesar de que han entrado como concursantes independientes, las dos han decidido abandonar el concurso a la misma vez. ¿Estrategia? Muchos piensan que era simplemente un acuerdo que tenían las hermanas y que cuando una abandonase, la otra iría detrás.

Esta decisión les ha perjudicado muchísimo y no solo en cuestión económica, ya que al salir antes de lo pactado, Toñi y Encarna tendrán que pagar una sanción por abandonar. Pero no solo han perdido dinero, también la confianza de Telecinco.