ascensor, mascarilla

El ascensor de los edificios públicos, empresas, y comunidades de vecinos son grandes focos de contagio si no se toman las precauciones oportunas. Un espacio cerrado, casi hermético y donde imposible mantener las distancias de seguridad. En resumen, dados los nuevos estudios sobre la propagación del SARS-CoV-2, y estas características del ascensor, la mascarilla no debería faltarte jamás para entrar en este lugar.

La mascarilla te debería acompañar siempre cuando sales, pero también cuando entras. De hecho, es más importante que te acompañe dentro que fuera, pese a lo que algunos piensan equivocadamente. La comunidad científica no para de sorprenderse y de descubrir cosas nuevas sobre este coronavirus que está azotando al mundo con esta pandemia, y los últimos hallazgos sobre los espacios cerrados no son nada halagüeños…

Recuerda que las mascarillas no solo reducen el riesgo de contagio, también la severidad de la enfermedad de la Covid-19. Algunos estudios apuntan a una mayor cantidad de asintomáticos debido al uso de mascarillas, ya que la carga vírica que han recibido ha sido menor que si no la llevasen, lo que hace que el virus sea menos letal y los síntomas más leves que con una mayor carga vírica.

En el ascensor siempre con mascarilla

El peligro de los espacios cerrados

virus coronavirus, vacuna gripe

En estos momentos se están produciendo un gran número de contagios dentro de los locales, ya que son las zonas más críticas. Los expertos se esfuerzan por hacerle ver a los políticos y responsables que es importante primar los exteriores a los interiores.

Y que en caso de no tener más remedio que usar el interior, que se ventilen de una forma extrema los espacios cerrados y se usen purificadores de aire con filtros HEPA (pero no se hace porque “puede alarmar”, parece que es más importante no alarmar que salvar vidas…). De lo contrario, de poco sirve la mascarilla.

Lo cierto es que ni el uso de mascarilla ni el conocimiento de la importancia de ventilar es algo nuevo, ya se lleva sabiendo desde hace mucho tiempo. Y es vital para evitar que la enfermedad se siga propagando entre familias en celebraciones, en bares y restaurantes, en oficinas, en colegios, etc.

Como puedes imaginar, si hay un lugar extremadamente peligroso en el interior esos son los ascensores. ¿Motivos? Cuentan con poca ventilación, casi una cabina hermética, y a eso se le agrega que es un espacio reducido donde mantener las distancias de seguridad es imposible.