pescado

El verano es una buena etapa para poder comer pescados de todo tipo. Contamos realmente con una gran variedad de pescados debido a la captura y la pesca que se realiza en las costas que bañan todo el mundo y concretamente las de España.

Cuando se va de vacaciones a algún lugar costero de nuestro país, hay que decir que sería delito no comer pescado. En muchas ocasiones no se es consciente de que cada pescado tiene su temporada, por lo tanto aunque te apetezca comer un bacalao no sería la mejor opción posible, pues no es su temporada (es un pescado de invierno). Si quieres cuidarte y saber los que puedes consumir en verano no dejes de leernos.

Sardina: un pescado muy completo

Los alimentos que son de temporada suelen ser básicos para poder llevar una buena dieta que sea sana y equilibrada para poder fortalecer el organismo. Se aprovecha el verano, pues hay mucha oferta en el mercado y muchas de las especies están en su mejor momento.

la sardina o el atún son dos pescados veraniegos.

La sardina. Esta es uno de los mejores pescados de la temporada estival. Es un pescado que tiene un alto contenido en aceite de omega 3. Esto ayuda de forma eficiente, regula el colesterol y hace que la sangre circule mejor por venas y por arterias. Cuando se elabora un plato de sardinas, hay varias opciones: escabechada, espetos, horno con perejil y limón, asada, en conserva o marinada. A la plancha es una buena opción. El verano es la mejor temporada para degustarla, ya sea en la piscina, en casa o en la playa. El sitio lo eliges tú.

Boquerones. Este pescado es de la familia de la sardina. Se caracterizan por ser muy pequeños y baratos. No tienen mucha grasa, parece ser que menos que las sardinas. Su preparación es muy parecida a la de las sardinas, pero como mas ricos están es fritos en un buen aceite de oliva dispuestos en manojos. La espina del boquerón es muy fina y gracias a esto cuando se fríen se pueden comer enteros, sin necesidad de quitarles nada de nada.

Bonito y otros pescados

El bonito es un pescado de verano. Es azul y muy rico en aceite omega 3. Este regula el colesterol y ayuda al cuidado del corazón como hemos citado. Se puede capturar en los meses de junio, julio, agosto, septiembre y octubre inclusive. Posee un alto contenido en proteínas que aportan beneficios al organismo sin lugar a dudas. Lo puedes comer a la plancha o la plancha. Hay muchos platos que se pueden preparar con este maravilloso pescado.

El emperador casi todo el mundo lo conoce. Se captura de mayo a septiembre. Se le considera como el pescado del Mediterráneo. No es tan graso como un pescado típicamente azul. Cuando se prepara, se recomienda que se haga en la parrilla o a la plancha. No se ha de cocinar por mucho tiempo, pues este tiene la facilidad de secarse demasiado y esto influye en el sabor final del plato. Cuando se sabe cocinar es un interminable manjar que resalta en el paladar.

Otras especies de los meses de verano son: el salmonete, la melva o el cabracho. El sargo o el pargo (blancos muy sabrosos) son de la misma especie que la dorada o el besugo.

Cuando se pesca en río también se pueden capturar pescados muy a destacar. La anguila (de los meses de verano) es uno de los peces que se capturan de los ríos. Se cocina rehogada con guindilla y ajo.

Mariscos veraniegos

No sólo puedes comprar pescado en los meses estivales. Hay que darle importancia a los mariscos también. Estos se usan para poder preparar platos muy frescos.

pescados

Estos pescados de los supermercados tienen mercurio

Durante la época preindustrial todo el pescado que se comía era mucho más saludable. Hoy en día los pescados tienen cinco veces...

Hay que recordar que cuando se consumen deben de estar muy frescos ya que son muy susceptibles a ponerse malos. No se pueden conservar fuera de la nevera por mucho tiempo.

Los mariscos de verano son: las almejas, las navajas, las ostras, los percebes, las langostas y los cangrejos