Gas Natural

Este jueves se anunció lo que era un secreto a voces desde hace algunas semanas. Repsol daba carpetazo a su participación en Gas Natural vendiendo su 20% a CVC Capital Partners. La petrolera termina así una etapa que comenzó en 1989 en la que, junto a La Caixa, ha aportado estabilidad accionarial a Gas Natural. Este periplo termina a cambio de 3.816,3 millones de euros; es decir, con una plusvalía de unos 400 millones.

Hasta ahí lo esperado. Pero no ha sido todo.

Sorpresa en Gas Natural

En primer lugar, una mayúscula. La inesperada irrupción de la familia March. Por medio de una inversión de 500 millones de euros suscrita por Corporación Alba en el vehículo utilizado por CVC Capital Partners. Así la familia March pasa a controlar de forma indirecta un 5,1% de Gas Natural.

Singular operación ya que un porcentaje tan significativo, tendría sentido que hubiera sido suscrito de manera directa, garantizando así todos los derechos políticos de manera más evidente. A no ser claro está, que por algún motivo haya habido especial interés en que la operación se moviera entre bambalinas. Si este era el objetivo lo han conseguido, causando sorpresa incluso en el seno de la compañía gasística. Entiendo que debe de estar muy alineado el interés de CVC Capital Partners y la familia March, y muy bien definido negro sobre blanco, en un pacto de accionistas, porque sino la operación es, cuanto menos, atrevida.

La operación aporta una plusvalía de 400 millones para Repsol

El accionariado de Gas Natural, pese a contar como inversor de referencia con CaixaBank-Criteria (24,34%), cuenta ahora con una parte importante del accionariado (más del 40%) en manos de fondos de Capital Riesgo. Esta nueva situación, unida al reciente cambio de presidente, hace que la compañía de un vuelco de 360 grados. Se abre un periodo de seis meses en los que debe conseguirse autorización por parte de las autoridades de competencia en países como México, Corea del Sur, Japón y Alemania. No siendo una toma accionarial por parte de un industrial, y siendo un financiero puro, no debería haber demasiados problemas en este punto.

Gas Natural AccionariadoLa cotización de Gas Natural había sufrido en los últimos tiempos por la incertidumbre provocada por el anuncio del Ministerio de Energía, en relación a los recortes de la retribución del gas.

Donde antes había una estabilidad por medio de un acuerdo de sindicación estable CaixaBank-Repsol, hoy nos encontramos a dos fondos de Capital Riesgo con una posición accionarial privilegiada e intereses muy distintos a los que podían tener dos socios españoles y no exclusivamente financieros.

En el nuevo escenario que se presenta la figura del nuevo presidente, Francisco Reynés, se entiende como una pieza necesaria para poder reestructurar la compañía y diseñar un nuevo plan estratégico que cumpla los requisitos de los fondos, que posiblemente en un plazo de 5 años, querrán una significativa revalorización de su inversión. Para ello se intuye la fórmula que Reynés ha repetido hasta la saciedad con éxito, generando valor en las compañías anteriores; venta de activos no estratégicos, focalización e internacionalización.

Se esperan algunos cambios en el equipo directivo. Unos, por exigencia de los fondos entrantes. Otros porque el nuevo presidente contará desde Mayo o Junio con algunas incorporaciones de su equipo habitual en los últimos años.

La compañía resultante una vez se consolide esta operación financiera poco o nada tendrá que ver con el Gas Natural que conocemos. La presión por la cuenta de resultados e ir cumpliendo los hitos marcados en un nuevo plan estratégico, acordado junto a los socios financieros, establecerá una presión diferente y unas urgencias por crecer y de rentabilizar operaciones. Así Gas Natural se había permitido mantenerse al margen o incluso entrar de forma tenue en determinados sectores, que hoy podrían ser indispensables para lograr los ratios de rentabilidad exigidos. Si la compañía antes miraba al mercado de reojo, ahora lo hará con una mayor presión.

Receta Reynés: Generar valor por medio de la focalización en el negocio core, venta de activos no estratégicos e internacionalización

En ese escenario es clave definir con los fondos (GIP y CVC Capital Partners se pondrán de acuerdo sin muchos problemas), el timming y plazo de su inversión financiera, para preparar un nuevo plan estratégico a medida, que sea factible, y que pueda ser de su agrado, y los ratios de crecimiento esperado por los inversores serán agresivos. Con ese objetivo se entiende el reciente cambio de gestión.

Carrefour

Carrefour y el ‘Principio de Peter’

El Principio de Peter es aquel que asegura que las personas que realizan bien su trabajo son promocionadas siempre a puestos de mayor responsabilidad,...

De este modo una compañía estable y cuasi familiar, pasará a ser una empresa con nueva gestión, un plan estratégico agresivo, que podrá realizar desinversiones no estratégicas, y que primará el crecimiento y la generación de valor accionarial.

Es el mayor cambio en la empresa en las últimas décadas.

Nuevos socios, nuevo presidente, nuevos objetivos. Nace un nuevo Gas Natural.

Comentarios