Mapfre

No son buenos tiempos para los unit linked. A pesar de aumentar el número de asegurados en 2018 un 2,47%, situándose en 670.434 personas, lo cierto es que retrocedió un 5,6% en lo que respecta a provisiones gestionadas, para quedar en 12.219,7 millones de euros, según datos de Icea. Un mal dato que no cierra los ojos a Mapfre a este tipo de productos.

Cierto que su presidente, Antonio Huertas, confesó durante la presentación de resultados que se trata de un producto que tiene un peso pequeño entre los ahorradores españoles debido, principalmente, a su aversión al riesgo. Pero eso no significa que no apuesten por él, a pesar de que el Gobierno de Pedro Sánchez también ha puesto su particular piedra en el camino a los unit linked. ¿Cuál?

El Gobierno de Pedro Sánchez cambió la fiscalidad del producto por lo que tiene que tributar en el Impuesto sobre el Patrimonio

Fue el Consejo de Ministros del 19 de octubre de 2018 el que asestó su particular golpe a la tributación de estos seguros de vida al cambiar las reglas del juego y hacerles tributar en el Impuesto sobre el Patrimonio. En 2017, con Cristóbal Montoro como ministro, la Dirección General de Tributos (DGT) estableció que dichos seguros estaban exentos en Patrimonio.

De hecho, Mapfre acaba de lanzar ‘Valor Activo’, un unit linked a prima única, con una duración de dos años ligada a la evolución del índice Eurostoxx 50. ¿Cuáles son sus características? Tiene una opción de vencimiento anticipado en la primera anualidad de la póliza con una rentabilidad asegurada del 2,36% siempre y cuando el índice Eurostoxx 50 tenga una evolución positiva respecto de su valor inicial.

Según Mapfre, “si llega a la fecha de vencimiento se reembolsará el 100% del capital más un rendimiento del 4,72%, siempre que el valor del Eurostox 50 sea superior al valor inicial”. En el caso de que el índice se encuentre entre el 90% o el 100% con respecto a dicho valor inicial, se abonará el 100% del capital. Eso sí, si el índice disminuye más de un 10%, el tomador podría incurrir en pérdidas, ya que entonces percibiría el 90% del capital.

A finales del pasado año, Mapfre también lanzó un producto similar, en este caso llamado ‘Duplo Activo’, con una duración de dos años y once meses, y ligado a los índices Eurostoxx 50 e Ibex 35. “Si llega a la fecha de vencimiento sin cumplirse los requisitos marcados para el pago de la posible rentabilidad, se reembolsará de acuerdo a la evolución de los índices de referencia, fijándonos siempre en aquel índice de los dos que menor pérdida haya sufrido y garantizándose como mínimo la devolución del 85% de la inversión”, dijeron en la compañía. Como puede apreciarse, son productos para ahorradores dispuestos a asumir cierto nivel de riesgo.

MAPFRE APUESTA FUERTE

No todas las aseguradoras están apostando de la misma manera por este tipo de productos, seguros de vida vinculados a activos, en el que el riesgo lo toma el denominado como tomador y no la aseguradora. Dicho de otra manera, el ahorro del cliente lo invierte la compañía en nombre y por cuenta del asegurado en activos. ¿Cuáles? Básicamente en una cesta de fondos, acciones o bonos. Parte de la inversión se destina al pago de la prima, aunque la mayoría del capital se invierte en una cartera de productos.

seguro

Las tácticas más increíbles para intentar engañar al seguro

Tanto el número de siniestros fraudulentos detectados como los pagos indemnizatorios realizados por el seguro aumentaron durante el pasado año. La inventiva campa a sus anchas.

Mapfre es una de las compañías que se ha decantado por este tipo de productos, superando sus provisiones técnicas los 1.000 millones de euros. Lo que pretende es buscar alternativas que ofrezcan mayores rentabilidades a sus clientes a la par que evitar su fuga. ¿Qué otra ventaja tiene unit linked para las aseguradoras? Conllevan una menor carga de capital bajo el marco de Solvencia II.

Los unit linked no son los únicos productos que han sufrido un retroceso. El patrimonio de los planes de pensiones gestionados por aseguradoras como Mapfre también han sufrido una caída del 3,9% en 2018, según Icea.