La intensa campaña publicitaria del retorno de ‘Mi madre cocina mejor que la tuya’ está provocando que el clima en Mediaset España se enrarezca. Y es que a nadie se le escapa que este espacio gastronómico conducido por Luján Argüelles podría ocupar el hueco en el day-time de otros programas que se encuentran en antena. En una situación precaria se encuentran espacios como ‘Mujeres y hombres y viceversa’, que podría caerse de la parrilla ante la vuelta de este programa.

También caerá ‘Cámbiame’, ya que las audiencias no están siendo las esperadas. La Fábrica de la tele ha cambiado de formato en múltiples ocasiones: hace unos meses estrenó una etapa en directo, lo intentó con cambios de imagen a domicilio e incluso incorporó a algunos estilistas. Pero la renovación de su mecánica no ha conllevado una mejora de audiencia. Natalia Ferviú, una de las tres coach en la primera etapa del programa, se bajó del barco al no estar de acuerdo con los cambios: “En los últimos días se ha modificado el formato del programa, entrando en una dinámica que respeto, pero en la que no me siento cómoda. Con toda la pena del mundo, por cómo se han desarrollado los acontecimientos, y antes de vivir situaciones por las que no estoy dispuesta a pasar, he decidido cambiar de rumbo”.

Es cierto que Ferviú reconoció también la buena experiencia que ha vivido: “Me gustaría reconocer a Telecinco y La Fábrica de la Tele la oportunidad que me dieron. Estaré eternamente agradecida por dejarme defender con libertad mis valores, mi trabajo y llevar el mundo de la moda a todos los públicos. Porque la moda es para todos sin importar quién seas ni de donde vengas. Sin el calor que me ha dado siempre la audiencia, mis Ferviuers, mis colegas y mi familia esto no hubiera sido ni la mitad de bonito. Y sin la cantidad de amigos y magníficos profesionales que dejo dentro del equipo esto no hubiera sido tan fácil”.

Y los cambios tampoco han pasado inadvertidos para la prensa. Fue el caso del redactor de Cultura de El País Borja Hermoso, que denunció sobre ‘Cámbiame’ que “cuando unos dirigentes televisivos especializados en la bazofia como concepto y sus capataces, los programadores especializados en la bazofia como formato, unen esfuerzos y se lanzan a por todas, tenemos lo que tenemos”. Y añadía: “De todas formas, tampoco le demos tantas vueltas. El contenido de Cámbiame podría ser la ristra de espantos que hemos contado en estas líneas o cualquier otra cosa. En realidad, la verborrea y las lágrimas de esta feria de monstruos son puro relleno. Lo que importa son los 50 anuncios emitidos durante los dos descansos. on un par. De pestañas postizas”.

Existen en la actualidad tres hipótesis sobre el sustituto de ‘Cámbiame’: que se mantenga su sustituto temporal, ‘Pasapalabra en familia’, que La Fábrica de la tele introduzca contenidos propios de la prensa rosa y que ‘Mi madre cocina mejor que la tuya’ lo releve, situación que podría ayudar a ‘Informativos Telecinco 15 horas’, que esta temporada ha caído hasta convertirse en tercera opción de la sobremesa. Pero tampoco se descarta que el programa de Luján ocupe el espacio de ‘Mujeres y hombres y viceversa’, que tampoco levanta cabeza en las sobremesas de Cuatro. Es cierto que en Mediaset podrían continuar la confianza en el programa de Emma García por su target comercial, por su tirón digital y por contar con una dilatada trayectoria (el 9 de junio se cumplen 10 años del estreno). Sea como fuere, el retorno de ‘Mi madre cocina mejor que la tuya’ tras su éxito internacional (cuenta con múltiples adaptaciones), supondrá un alivio para Producciones Mandarina, que también prepara una serie para el prime-time de Telecinco.