Mad Cool
Imagen del Festival Mad Cool.

El concierto de Metallica coproducido por Mad Cool y Live Nation -3 de mayo- ha levantado las críticas entre los vecinos de Valdebebas. La Junta de Compensación está del lado de los vecinos, pero no pueden hacer nada en un terreno privado y sin competencias. El ruido que genera el evento y la ausencia de pantallas que insonoricen el reciento son los motivos de queja de los vecinos.

Nuevo contratiempo en el barrio de Valdebebas. Mientras la Junta de Compensación consigue poco a poco desatascar la paralización urbanística, el Mad Cool se ha empeñado de ensombrecer estos avances. Esta empresa es la encargada de explotar un terreno localizado en Valdebebas y que pertenece a Ifema. Por este motivo, los vecinos reclaman que el Ayuntamiento actúe y resuelva los problemas acústicos que generan los conciertos organizados en la parcela.

El festival Mad Cool está a la vuelta de la esquina -de 10 al 13 de julio-, pero antes hay un evento que preocupa aún más a los vecinos de Valdebebas. Se trata del concierto de Metallica. Este evento está coproducido por la propia empresa de festivales y por Live Nation. En este caso, la culpa se divide en dos. Bueno, para los críticos en tres, porque entienden que el Ayuntamiento debe de actuar, aunque el Mad Cool tenga la concesión del terreno por tres años.

Madrid

El desbloqueo residencial de Valdebebas aviva el interés empresarial

Valdebebas ha conseguido los permisos necesarios para la construcción de 48 promociones residenciales. Este desbloqueo supone un espaldarazo para los inversores que buscan seguridad jurídica para apostar...

Por este motivo, los vecinos han solicitado al consistorio que actúen y para ello se han basado en cuatro premisas. En la primera, los afectados cargan de manera directa contra la empresa y el Ayuntamiento porque entienden que ese necesario que los dos organismos no  pueden esquivar el problema ante “la cascada de problemas” que como afirma el organizador del Mad Cool Festival, Javier Arnáiz, se sucedieron en la edición del Mad Cool del año pasado. Además afirman haber soportado una “burrada de decibelios” como reconoce Luis Cueto, coordinador general de la alcaldía de Madrid.

Las otros tres pretextos a los que hacen referencia para que el Ayuntamiento tome partido en esta ‘batalla’ de ruidos hacen referencia a la incapacidad de resolver los problemas generados en ediciones anteriores del Mad Cool por parte de los agentes implicados. Por último, los vecinos aluden a las las cuatro sanciones de multa por importes superiores a 12.001 euros impuestas al Mad Cool Festival por el Ayuntamiento de Madrid, al apreciarse la comisión de sendas infracciones muy graves por superar el Mad Cool los niveles sonoros permitidos en horario nocturno en Valdebebas.

MERCA2 ha preguntado al Ayuntamiento de Madrid por este problema sonoro, pero no hemos obtenido respuesta alguna. De hecho, desconocían que se fuera a celebrar un concierto de Metallica el 3 de mayo. En Ifema tampoco han respondido a las solicitudes de información de este medio. El único que ha contestado ha sido Mad Cool, que se ha limitado a informar que el evento en este caso es una coproducción con Live Nation. De hecho, las entradas para el concierto se pueden comprar a través de esta última empresa. Pero de las barreras acústicas, ninguna explicación.


Ante la omisión de responsabilidad de todos los implicados, los vecinos se resignan a sufrir de nuevo una nueva oleada de decibelios. Algunos de los afectados explican la baja densidad de población es el motivo principal por el que la Administración no les oye. En este momento son 18.000 los vecinos los que habitan en Valdebebas, aunque en los próximos años este número aumentará considerablemente tras el desbloqueo del proyecto urbanístico.

LA JUNTA DE COMPENSACIÓN, JUNTO A LOS VECINOS

Avances como la comercialización de la pastilla terciaria que han tenido como protagonista a la Junta de Compensación de Valdebebas encabezada por Marcos Foncueva. Una Junta de Compensación que en este tema “están cien por cien” con los vecinos, aunque lamentan no poder hacer mucho más al respecto.

En Valdebebas se planea una nueva ‘city‘ periférica, un centro de negocios conectado con el Aeropuerto Adolfo Suárez en tan sólo cinco minutos gracias a un puente que terminará su construcción a finales de este 2019. En los próximos años este barrio se convertirá en una referencia a nivel residencial y comercial. Pero antes han de resolver los problemas que el Mad Cool genera en la zona. Los problemas de ruido son una mala publicidad. Una pésima propaganda que tiene una fácil solución: unas pantallas acústicas y una mejor organización de Mad Cool y sus socios en eventos como los de Metallica.