Liberbank y Abanca

El refranero español es como Los Simpson, siempre hay uno (refrán o capítulo de la famosa serie animada) que explica una situación concreta de la vida real. En el caso de Liberbank y Abanca podría aplicarse el dicho popular de “a la tercera va la vencida”.

La fallida fusión entre Liberbank y Unicaja abre una nueva vía para que finalmente la entidad gallega logre la tan deseada operación corporativa con el banco de origen asturiano y así entrar en el grupo de los ‘mayores’ en el sector. Perseverancia no falta. El grupo contaría con más de 90.000 millones de euros en activos, una red superior a las 1.200 oficinas y una plantilla superior a los 8.500 empleados. De hecho, fuentes del entorno financiero han confirmado a MERCA2 que en la sede central ubicada en las afueras de Madrid ya esperan la oferta oficial de Abanca.

El empresario venezolano y máximo accionista de Abanca, Juan Carlos Escotet, ha mostrado en reiteradas ocasiones su predisposición a hacerse con Liberbank ante los reguladores nacionales. La primera llegó en 2017, cuando admitió haber tenido conversaciones con el banco nacido de la unión de Cajastur, Caja de Extremadura, Caja Castilla-La Mancha y Caja Cantabria. Aunque no salió adelante, la idea ha permanecido latente desde entonces en la cabeza del inversor.

La aseguradora canadiense Manulife invierte 16 M€ en la gran banca española

La aseguradora canadiense Manulife ha invertido más de 16 millones de euros en los tres grandes bancos españoles esta semana y así recupera la...

El segundo intento se produjo en pleno proceso de fusión entre Liberbank y Unicaja. Las dos entidades habían comunicado oficialmente “contactos preliminares para una posible operación corporativa” en diciembre de 2018 ante la Comisión Nacional del Mercados de Valores (CNMV) después de que el diario Expansión publicara los planes de acuerdo.

“Unicaja Banco comunica que de forma regular analiza potenciales oportunidades de inversión u operaciones corporativas que pudieran resultar de interés para todos sus accionistas. En este sentido, confirma contactos preliminares con Liberbank, con conocimiento del consejo de administración, no habiéndose adoptado al respecto ninguna decisión por Unicaja Banco”, explicó la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En febrero se conoció que, a espaldas de Unicaja, Abanca había flirteado con Liberbank. De hecho, la entidad gallega confirmó en un hecho relevante remitido a la CNMV que habían “mantenido diversas conversaciones y reuniones para analizar en profundidad las diversas alternativas existentes con el correspondiente apoyo de asesores financieros y legales habituales en este tipo de operaciones”. El banco llegó a contar que el asesor financiero era Bank of America Merrill Lynch y el legal Linklaters.

Abanca confirmó en febrero que había ofrecido a alguno de los accionistas de Liberbank 0,56 euros/acción, un 40% más que el precio actual de los títulos

Para más detalle, explicó que “en el contexto de dichas conversaciones la última indicación de precio compartida con alguno de los accionistas principales de Liberbank ha sido de 0,56 euros/acción, sujeta a la previa realización de una Due Dilligence en condiciones habituales en este tipo de operaciones”. Eso sí, dejaba claro que “hasta la fecha no se ha concluido ni formalizado acuerdo alguno con los principales accionistas de Liberbank sobre la referida operación corporativa”. El grupo asturiano quiso aclarar tras la noticia que seguía trabajando en la operación estratégica comunicada (la fusión con Unicaja)”, pero también incluyó en un comunicado a la CNMV que el Consejo se “pronunciará en el momento siempre en el mejor interés de todos los accionistas”.

Con motivo de este escarceo, la CNMV pasó observador a protagonista. Requirió a Abanca “en el plazo improrrogable de diez días hábiles desde la recepción de este requerimiento, manifiesten mediante un nuevo hecho relevante su decisión o no de formular una opa en los términos previstos en el RD de opas”. ¿Resultado? La entidad gallega decidió finalmente “renunciar a su interés en promover una operación corporativa y en consecuencia “no formular una opa sobre Liberbank” tras los requerimientos de la CNMV y la intención del banco asturiano de seguir trabajando en su fusión con Unicaja.

UNA TERCERA OPORTUNIDAD PARA ABANCA

A partir de febrero, el proceso de fusión parecía que seguía su camino, pasito a pasito. Un movimiento de Bank of America generó ciertas dudas en el mercado a principios de mayo. El que fuera asesor financiero de Abanca en su oferta por Liberbank afloró un 7,78% en el capital de la entidad de origen asturiano; un 3,79% de la compañía en acciones y otro 3,99% a través de derivados que se convertirían entre julio de 2019 y octubre de 2020.

La CNMV volvió a levantar la mano. Su presidente, Sebastián Albella, reconoció que la participación de Bank of America afloró en Liberbank el miércoles había llamado la atención del organismo supervisor de los mercados, por lo que trataría de averiguar a qué responde y qué alcance tiene. “Es un movimiento que nos ha llamado la atención y, lógicamente, trataremos de aclarar a qué responde y qué alcance tiene”, señaló.

La historia de amor entre Liberbank y Unicaja llegó a su final el pasado 14 de mayo. La falta de acuerdo en el reparto accionarial en la nueva entidad fue el desencadenante para que ambos consejos de administración acordasen por unanimidad dar por finalizadas las conversaciones de fusión. Seis meses tirados a la basura.

Ahora, desde Unicaja hablan de seguir adelante con el plan estratégico marcado y no mirar atrás. Fuentes cercanas a la operación han confirmado a MERCA2 que han sido meses de mucho trabajo, pero que hay unas líneas rojas que no podían cruzar por el bien de la entidad andaluza y sus accionistas. Algunos medios hablaron de una posible operación con Ibercaja, en proceso de salir a bolsa, pero desde Málaga aseguran que “no hay nada”.

Otra historia es Liberbank. Ya en febrero escuchó con atención la oferta de Abanca. En su momento, la entidad gallega ofreció 0,56 euros/acción del banco asturiano, lo que representa una prima del 40% con respecto al precio de cierre del pasado viernes 17 de mayo. A la tercera va la vencida.