En junio de 2018, Canadá decidió legalizar el cannabis en el país. A partir de ese momento, fueron muchos países los que llevaron ese debate a la calle. En España, aún no es legal. Sin embargo, después de este hecho histórico esto podría cambiar.

La lista de países que se han unido a la tendencia va creciendo con los años. Muchos son ya los que han reducido las restricciones con respecto a la producción, consumo y comercio.

En algunos de ellos la liberación de restricciones van desde la despenalización de ciertas prácticas hasta el libre comercio. También depende de si la venta es del producto en su forma natural (marihuana), o de alguno de sus derivados (thc, cbd). ¿Debería ser legal el cannabis en España? Mostramos algunos datos esclarecedores.

Síntomas que puede aliviar el cannabis

alivio sintomas

Otro de los datos relevantes que se han comprobado es que se incrementa cada vez más el número de personas que utiliza el cannabis para aliviar ciertos síntomas. Se relaciona con múltiples enfermedades, pues el consumo se relaciona con el alivio de síntomas que se extienden tanto a enfermedades mentales como físicas.

Entre los primeros que aparecen, está el alivio de los trastornos no oncológicos que provocan dolor crónico y se resisten a los fármacos habituales. Los resultados, aunque no concluyentes, sí que son prometedores, según se ha demostrado, en la mejoría para tratar ciertos cuadros de epilepsia resistente.

Otros estudios destacan la capacidad que tiene la sustancia para reducir el miedo que se produce cuando se tiene estrés postraumático. Esto facilita la posterior intervención psicológica por parte de los profesionales, así como la capacidad para trabajar con la ansiedad. No obstante, hay que tener en cuenta que, aunque sí es cierto que en dosis moderadas tiene efectos ansiolíticos, las dosis altas pueden causar incluso el efecto contrario.