Foto: Pixabay

A partir de este sábado, 10 de noviembre, las mujeres españolas trabajarán gratis. Es una estimación realizada por la Comisión Europea y responde a la brecha salarial entre hombre y mujeres, que continúa siendo abrumadora. En España la brecha se sitúa en el 14,2% y triplica las de países como Italia, Rumanía o Luxemburgo.

Desde hace tres años la Unión General de Trabajadores ha lanzado la campaña ‘Yo trabajo gratis’, con el objetivo de concienciar a la sociedad de la discriminación imperante que sufren las mujeres en el ámbito laboral. Esta discriminación no sólo se focaliza en los salarios actuales, sino que repercute también en la jubilación, que en algunos casos colocan a las mujeres en riesgo de situarse por debajo de los umbrales de pobreza. UGT exige al Gobierno que apruebe una ley de Igualdad Salarial, así como una mesa de diálogo con todos los ministerios y partidos políticos que paliar esta desigualdad.

La Comisión Europea apunta que los cargos de dirección en las grandes empresas recaen “abrumadoramente” en hombres. Solo el 6,3% de los CEO de las empresas son mujeres, lo que implica que los salarios sean mucho más bajos. Además, señala que las mujeres se hacen cargo de las tareas del hogar, no remuneradas, en un porcentaje mucho mayor al de los hombres, concretamente 22 horas ellas, frente a 9 de ellos.

Google se pone altruista con UGT: cursos gratuitos, sin cesión de datos

La Unión General de Trabajadores (UGT) ha firmado un acuerdo con Google para formar a trabajadores en el mundo digital. El secretario general del...

¿Y qué pasa cuando existen cargas familiares? El estudio asegura que son las mujeres las que reducen en mayor medida la jornada laboral respecto a los hombres, por motivos de crianza o dependencia. Una de cada tres mujeres lo hace, frente a uno de cada diez hombres. Por tanto, las mujeres, como tienden a permanecer más tiempo fuera del mercado laboral, tienen peores pensiones y menos ganancias.

En la actualidad, aunque se está avanzando en políticas de género, todavía imperan algunos clichés respecto a profesiones. Aún se presupone que los hombres son los que tienen mejores trabajos y más reconocidos, y las mujeres aparecen en la sombra, con peores trabajos y menos remunerados. La Comisión subraya que en algunos sectores el sexo femenino está poco representado y el masculino sobrerrepresentado, y matiza que, en profesiones en las que se necesita el mismo nivel educativo las mujeres cobran menos, por ser mujeres.

LA COMISIÓN EUROPEA IMPULSA UN PLAN PARA LOS DERECHOS DE LA MUJER

Hay tres tipos de desventajas a las que se enfrentan las mujeres: menor ganancia por hora, jornadas laborales más cortas, y menos tasas de empleo. La discriminación salarial es ilegal, pero es difícil de comprobar y sigue contribuyendo a la brecha de género.

Para pelear con todo lo anterior, la CE ha puesto en marcha el Plan de Acción de la UE para abordar la brecha salarial, para el periodo 2018-2019, en concreto 3,3 millones de euros serán destinados a proyectos para paliar los estereotipos respecto al trabajo.

La brecha de género en 2014 en España se situaba en el 35%. Más de ocho millones de mujeres trabajadoras se ven afectadas por esta desigualdad y sólo por ser mujeres. La Comisión Europea ha dado la voz de alarma, y no es la primera vez que lo hace.

 

Comentarios