El estrés es un sentimiento de tensión emocional o física que proviene de cualquier pensamiento que nos provoca nervios y ansiedad constantes. Así, el cuerpo reacciona ante esas demandas continuadas, que se instalan en él fuera de nuestro control. Pero lo cierto es que, casi siempre escuchamos que el estrés no es saludable, pero esto no es del todo así. Tal y como afirma el empresario estadounidense Bill Philips: “El estrés debería ser una fuerza poderosa conductora, no un obstáculo“.

En momentos puntuales, y durante un espacio corto de tiempo, el estrés puede ser positivo, y de hecho, sentir un poco de ansiedad a corto plazo, puede beneficiar tanto al cuerpo como a nuestro cerebro. Para el Vicepresidente de investigación en el Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Alabama en Birmingham, Richard Shelton, ponerse nervioso no siempre es malo. “La respuesta de lucha o huida del cuerpo en estas situaciones, está destinada a ser protectora, no dañina”, asegura. Por tanto, os vamos a contar cinco beneficios del estrés en su lado más positivo.

El estrés aumenta la capacidad intelectual

lado-positivo-estres-beneficios-mal-moderno

Ni que decir tiene que el estrés se puede volver crónico, y cuando sentimos que ya no tenemos el control de una situación, nos puede afectar negativamente a nuestra salud y bienestar, todo hay que decirlo. Sin embargo, nos vuelve más propensos a probar cosas nuevas, si eso sirve para dar respuesta a nuestra necesidad de hacer determinada acción. Por ello, nos puede empujar a hacer cosas nuevas, actividades a las que no no nos habríamos expuesto tanto en una situación normal.