Innovación y transparencia: el MAB es el Silicon Valley español


El Mercado Alternativo Bursátil (MAB) es sinónimo de innovación, “se habla de Silicon Valley pero aquí hay mucha materia prima” señala Miguel Ángel Navarro, vicepresidente y CEO de Catenon durante la mesa de debate organizada por MERCA2 sobre el presente y el futuro del MAB.

Para Catenon, que cotiza en este mercado desde hace 8 años, el objetivo era salir de España y dar el salto a Europa, Asia y Latinoamerica con los recursos captados. Aunque reconoce que les ha ayudado también a tener rigor dentro de la compañía, gestionar mejor la empresa y fichar talento en los países donde están presentes.

Miguel Ángel Navarro, Catenon

En este sentido, el director gerente del MAB, Jesús González-Nieto, comenta que las empresas del MAB son cada vez “más profesionales, transparentes y rentables”. Cotizar aquí hace que las compañías vayan equilibrando su balance. “Permite obtener nuevos fondos, ser un líder en su sector y adquirir otras compañías”.

Y para los inversores, el principal atractivo es que encuentran nuevos negocios, sectores y valores “donde poder confiar”, además con un crecimiento más acentuado que el pueden aportar otras empresas más grandes o consolidadas.

Jesus González-Nieto, director gerente del MAB
Jesus González-Nieto, director gerente del MAB

EL INVERSOR, CLAVE

Miguel de Haro, adjunto a dirección de Clerhp Estructuras ve ventajas de carácter cuantitativo (el acceso a financiación) y cualitativo, como la proyección internacional, el acceso a determinados tipos de clientes, la trasparencia y profesionalización de la gestión. Aunque reconoce que “hay mucho camino por recorrer y es necesario dar seguridad al inversor”.

A su parecer, las empresas del MAB tienen una proyección internacional “fuerte”, con planes de expansión grandes y necesitan socios de carácter internacional. “Nuestro compañero de viaje es el inversor y tiene que ver valor para que mire más la estrategia que el cortoplacismo”.

Miguel de Haro, adjunto a dirección de Clerhp

El CEO de Gigas, Diego Cabezudo habla de la consolidación de este mercado. “Está en una etapa de muchas salidas y cada vez más grandes, innovadoras”. Tuvo una infancia “alborotada y divertida, una adolescencia complicada y ahora está en la etapa de madurez”.

A Gigas le ha dado “muchísima visibilidad, ese sello reputacional” y les ha permitido atraer talento y obtener financiación. Entiende que no es un mercado para todas las compañías, pero si para aquellas que tengan un crecimiento alto y necesiten recursos y accionistas que les acompañen.

Diego Cabezudo, Gigas

Mientras que Ignacio Duch, presidente y CEO de Kompuestos considera que el MAB “es una medicina casi de tratamiento para que las empresas funcionen bien, no porque tengan que crecer sino porque aporta rigor de gestión y funcionamiento”. El punto diferencial para ellos, es que aporta un sistema de gobierno que protege a los accionistas minoritarios adecuadamente y establece unos sistemas de transparencia.

EL CONTINUO NO ES EL FIN

En palabras de Daniel Lozano, director de comunicación de Grenergy, el mercado alternativo “es un trampolín” para el crecimiento, pero no tiene porque ser un fin saltar al Mercado Continuo, algo que ellos hicieron en diciembre.

España es un país de pymes y cotizar “te da el gen de querer crecer”. En su opinión, hay que fomentar a nivel político “todo lo que se pueda” que las empresas coticen y el MAB es una “excelente plataforma” para hacerlo porque da “un valor añadido tremendo”.

Daniel Lozano, Grenergy

Elías Rodríguez-Viña, director de Renta 4 Corporate, ve “necesario” que en la economía española exista una fuente de financiación recurrente para el capital de las empresas. Además, los inversores “confían cada vez más en el MAB, van suscribiendo las ampliaciones de capital y las nuevas salidas”.

Y en este sentido, que haya “transparencia y seriedad” es importante para que generar confianza al inversor. Sobre la fuerte presencia de las socimis en este mercado, donde el banco es líder en asesoramiento señala que “están obligadas a estar en un mercado” y el MAB puede ser más accesible.

MAB O BOLSA

Jesús González-Nieto señala que las exigencias para debutar en el MAB no son más laxas que para la Bolsa. La diferencia es el Free Float porque en términos de transparencia se han ido equiparando. En este mercado no se exige un informe de gobierno corporativo, pero si que la estructura del consejo sea muy similar a las compañías de la Bolsa.

Elías Rodríguez-Viña, Renta 4 Corporate

La información periódica también es muy similar. “Hay diferencias sustantivas y es que tienen menos liquidez en términos generales, porque el tamaño de las compañías está en un rango muy abierto”, matiza.

Destaca también que al inversor le importa a que se dedica la compañía, como gana dinero, que perspectivas de crecimiento tiene, cuál es su management e ir siguiendo todas estas expectativas que ha generado. Por ello “la clave está en que las compañías sean más proactivas”, busquen inversores, aprendan a explicar su negocio a los inversores, a fidelizarlos y tengan paciencia y habilidad de mantenerlos en el tiempo.

Ignacio Duch, Kompuestos

Por su parte, las empresas que cotizan en este mercado defienden que en temas de gobierno corporativo, muchos están haciendo los deberes anticipadamente y han adoptado internamente este requerimiento. Porque les parece una buena praxis.

Y su manera de aportar valor es cumplir con lo que dicen que van a hacer, como el Plan Estratégico. Ser transparentes, comunicar a la CNMV y mandar mensajes claros. Una suma de prácticas que generen unos buenos resultados.