infarto

Que te dé un infarto es algo a lo que todos estamos expuestos y la mayoría de las veces simplemente sucede, pero ¿y si tu cuerpo te está mandando señales y no te estás dando cuenta?

Por desgracia, en España, casi el 40% de las personas que sufren un infarto mueren antes de llegar a un hospital. Puede ser que si le prestas más atención a tu cuerpo esto te salve la vida.

No se trata de que entres en modo hipocondríaco, pero sí que, si notas “dolor en el pecho, te cuesta respirar, tienes palpitaciones, se te baja la tensión, te duele la espalda o tienes fatiga o vomitas” vayas a tu médico y se lo digas para que te haga un examen exhaustivo.

De todas maneras, te dejaré un listado con los síntomas más comunes que tiene tu cuerpo para avisarte de que te va a dar un infarto.

Fatiga

fatiga

Estar cansado y con fatiga puede ser uno de los primeros síntomas que tu cuerpo te manda antes de un infarto.

Estás cansado muchas veces al día, pero se trata de un cansancio extremo y sin motivo aparente. Por ejemplo, cuando de pronto te cansas mucho al andar pocos metros, al barrer la casa o incluso al levantar las manos para lavarte el pelo. A este tipo de fatiga me refiero.

En este caso los hombres tardan más tiempo en darse cuenta de que su cuerpo les está hablando que las mujeres.

Cuando tienes una insuficiencia cardíaca tu cuerpo no recibe la sangre que necesita, por lo que se cansa antes de lo habitual.