emprendimiento rural

El término “la España vaciada” se ha popularizado en los últimos años. Con él se hace referencia a aquellas zonas de la geografía que están quedando deshabitadas. Sin embargo, con la llegada del coronavirus no son pocos los que se están planteado dejar su vida en la ciudad y volver a la tranquilidad del pueblo. Emprender un negocio en el entorno rural puede ser un cambio radical de vida que, en muchos casos, es para bien.

Son muchos los que dicen que dejan el ámbito rural por la falta de oportunidades, pero un buen emprendedor puede encontrar oportunidades para ganar dinero incluso en los entornos más complicados. No hay que perder de vista el hecho de que los pueblos y sus habitantes tienen sus propias necesidades. Si el emprendedor es capaz de satisfacerlas, puede acabar teniendo un negocio más que exitoso. Por eso, vamos a ver algunas alternativas de negocios que pueden resultar interesantes en el ámbito rural.

Turismo rural, el negocio por excelencia

turismo rural como negocio

Son muchos los que cansados del ajetreo diario de las grandes ciudades quieren pasar su tiempo libre en un entorno mucho más tranquilo. Esto ha hecho que en los últimos años se haya producido un auténtico boom del turismo rural. Y las previsiones hablan de que el sector podría crecer todavía más ahora que la gente prefiere pasar el tiempo en zonas sin aglomeraciones para evitar el contagio de la Covid-19.

Lo bueno de las casas y hoteles rurales es que al no ser demasiado grandes son fáciles de gestionar. Pero hay que tener en cuenta que es necesario tener un buen marketing y que además hay que ofrecer al cliente algo más que no pueda encontrar en la competencia. A la gente le gusta el entorno rural, pero no vivir sin comodidades. Esto hace que tengan más éxito las casas y hoteles que ofrecen servicios extra como WiFi gratis, posibilidad de que acuda un chef a preparar una comida gourmet, una zona de spa, etc.