La hamburgesa es una porción de carne picada colocada y presentada entre dos panes, que tiene tantas y diversas formas de preparación y presentación como las estrellas de nuestra galaxia. Se trata de un plato tan típico y popular que las ideas creativas por parte de cocineros, amateurs u cualquier amante de la cocina son muchas y muy variadas. Una invención que proviene del S.XIX y que hoy en día supone uno de los alimentos más populares del mundo, e icono de la cocina estadounidense.

Y entre tanta variedad, hoy os vamos a contar cómo se prepara una suculenta hamburguesa de carne sin nada de grasas para que puedas prepararla fácilmente en casa, sin que te pese el estómago al terminar. Con la ayuda de Karlos Arguiñano, le vamos a dar un toque sofisticado para que repitas y la has tu sol@ las veces que quieras, y te apetezca una buena hamburguesa ¡miara que fácil es hacer una hamburguesa sin grasa!

El secreto en el uso de las carnes magras ¡Rico, rico!

hamburguesa-sin-grasa-arguinano

De toda la vida se ha asociado comer una hamburguesa a engordar. Lo cierto es que no tienen nada de buena fama en ese sentido, porque al final depende mucho más de la cantidad de salsas que le incorpores: el ketchup, la mostaza o la mayonesa o el queso muy curado son salsas con un alto contenido en calorías, lo que unido a una carne de cerdo, por ejemplo frita resulta un boom explosivo de grasas. Sin embargo, si usas para la carne el pollo, el pavo el conejo o incluso el pescado, ya estamos hablando de otra cosa.

Comentarios de Facebook