Vehículo de prueba cargando su batería en un parking de San Francisco Fotógrafo: David Paul Morris/Bloomberg

General Motors ha creado su propia plataforma para pedir taxis y ha desarrollado discretamente una de las mayores estaciones de recarga de Estados Unidos con el fin de tener lista su unidad de automóviles autónomos Cruise para ingresar en el negocio de los taxis robots el próximo año.

Cruise instaló 18 cargadores rápidos en un aparcamiento cercano al Embarcadero de San Francisco, el transitado bulevar que bordea la costa este de la ciudad donde Uber Technologies Inc. y Lyft Inc. tienen a sus atareados conductores. Y la unidad de coches autónomos de GM ha estado probando su propia aplicación para llamar taxis Cruise Anywhere y su sistema de gestión de flota, dijeron fuentes cercanas a la plataforma.

El mayor fabricante de autos de Estados Unidos desde hace tiempo planea crear una empresa de taxis empleando coches autónomos en 2019, pero no dijo dónde comenzaría el servicio o si trabajará con un socio. Estos últimos gestos demuestran que la ciudad del Golden Gate es el lugar donde GM está montando las piezas para lanzar al rival de Waymo de Alphabet Inc. el año próximo, si la compañía con sede en Detroit decide no trabajar con una aplicación de marca consagrada como la de Uber o Lyft.

“Es una señal de que Cruise se apresta a comercializar servicios de taxis autónomos para el público y que será en San Francisco”, dijo Grayson Brulte, cofundador de la consultora en el área de autonomía Brulte & Co. “Imagino que quieren ser dueños del servicio y operarlo”.

Los taxistas arriesgan con nuevas peticiones al Gobierno

La asociación más representativa de los taxistas (un 60% del sector) ha realizado 18 propuestas al Gobierno y Comunidades Autónomas sobre la regulación del...

Un portavoz de GM se limitó a decir que la automotriz sigue trabajando para comercializar su servicio de autos sin conductor y que la compañía no ha decidido si será propietaria del negocio o buscará socios. No accedió a hacer declaraciones sobre el lugar.

DESARROLLO DE CAPACIDADES

Lo que sí es evidente es que GM está desarrollando los recursos para manejar tanto los autos como la interfaz con los consumidores. Su plataforma de viajes compartidos podría utilizarse sola o personalizarse para interactuar con un socio, dijo una persona.

Cruise se presenta como una de las principales iniciativas de la máxima responsable Mary Barra desde que GM la adquirió en 2016. El emprendimiento recibió un fuerte impulso a fines de mayo cuando el SoftBank Vision Fund de Japón acordó comprar una participación del 19,6 por ciento en Cruise por US$2.250 millones -de los cuales más de la mitad depende de tener los vehículos autónomos preparados para uso comercial-.

El fabricante de autos también está realizando una exploración inicial para establecer si se justificarían acciones ligadas a la trayectoria de la empresa o una salida a bolsa una vez que el negocio esté consolidado, dijeron fuentes cercanas a la operación.

cabify

El sector del taxi y los ayuntamientos plantan a Cabify

Fedetaxi y los Ayuntamientos de Barcelona y Madrid planta a Cabify y no participarán en la reunión por mejorar la movilidad de las ciudades.

Los cargadores rápidos de GM se encuentran cerca del Embarcadero porque es un lugar popular para los servicios de taxis. Esa instalación podría ayudar a que Cruise recargue rápidamente sus coches autónomos, que son vehículos eléctricos Chevrolet Bolt con importantes modificaciones.

Además de Cruise, GM ha probado nuevos modelos de negocio fuera de la fabricación tradicional de automóviles. Su unidad de autos compartidos Maven arrienda Bolts a conductores de Lyft y Uber, lo cual ayuda a la empresa a utilizar vehículos eléctricos para flotas empresariales, dijo Sam Abuelsamid, analista sénior para Navigant Research.

“Seguramente veremos más de esto cuando GM lance servicios de movilidad automatizada”, dijo Abuelsamid.

Publicado por David Welch, Mark Bergen y Noah Buhaya