pablo lopez y antonio orozco en el hormiguero

La noche de este miércoles ha sido como música para los oídos de la audiencia. Los cantantes españoles Pablo López y Antonio Orozco se acercaron a El Hormiguero de Pablo Motos para contar algunas de las novedades que les depara el próximo año.

Entre otras muchas cosas Motos no dudó en anunciar que ambos artistas serán coaches de La Voz 2020, lo que les hace, como pudo verse, mucha ilusión. También hubo tiempo para momentos de risa, no podía ser de otra manera en el divertido espacio televisivo. Nada más comenzar el programa, ambos invitados hicieron gala de su maravilloso sentido del humor, empezando por tomarle el pelo al presentador desde el minuto uno.

El buen rollo que se respiraba en plató gracias a la estrecha relación que comparten López y Orozco, hizo del programa un espacio distendido en el que el público se lo pasó especialmente bien. Reproches entre risas, carcajadas contagiosas, todo eso y más fue lo que pudimos disfrutar en una entrevista que nos hacía bastante falta para sentir el calor que suele transmitir cada noche El Hormiguero.

Pablo Motos confirma a Antonio Orozco y Pablo López como coaches de La Voz

Aunque era un secreto a voces, nos hemos quedado más tranquilos desde que el presentador del programa no dudara en confirmar a ambos cantantes como coaches del programa musical La Voz. Esta afirmación puso de lleno la atención en el mismo, con lo que los cantantes quisieron compartir con la audiencia algunos detalles de la próxima edición.

El presentador también quiso apuntar que ya hay rumores sobre la participación de otros miembros del jurado. Sin embargo, no quiso revelar ningún nombre, pues afirmó que serían revelados la próxima semana. A esto se le sumó Pablo López que, entre risas, quiso aclarar que los dos amigos no serían los únicos coaches del programa. “En casa se ha podido entender que vamos a ser dos y se acabó. Un bajonazo tremendo”, dijo bromeando.

Debido a que López se erigió como ganador ante el resto del jurado en la pasada edición de La Voz, Pablo Motos quiso meter el dedo en la llaga e indagar sobre la rivalidad entre él y Antonio Orozco. Este no dudó en responder: “Si yo fuese un talent y estuviese allí, sería muy difícil no elegir el equipo de Pablo”.

El juego de Trancas y Barrancas y la sorpresa a Pablo López

Una vez que la noticia vio la luz, Trancas y Barrancas quisieron hacer un juego con Pablo López y Antonio Orozco. Este consistió en recordar algunas de las frases que ambos cantantes dijeron a algunos de los participantes de La Voz, siendo ellos mismos lo que debían adivinar quién de los dos las había pronunciado.

Desde El Hormiguero quisieron que los invitados disfrutaran y se fueran con la mejor sensación posible del espacio, como siempre sucede. Por ello, Motos desveló en exclusiva el making of del nuevo trabajo de López. Ante esto, el cantante no pudo disimular la emoción que sintió y quiso agradecer de corazón al equipo por un momento tan emotivo. “Me siento tan querido aquí”, no dudó en afirmar.

El problema de López con sus caseros por culpa de El Hormiguero

En la anterior visita al programa, Pablo López le confesó a Motos que organiza unas fiestas de escándalo en su casa a las que no pueden evitar ir artistas reconocidos en nuestro país como David Bisbal.

Anoche quiso recordar ese momento confesando algo nuevamente. “Al día siguiente hubo una reunión con abogados junto a mis caseros en la que me cambiaron el contrato y se puso una cláusula para no hacer ruido ni fiestas”, contó divertido. Pero una de las frases más virales la pronunció algo más tarde, cuando afirmó: “En mi casa no se hacen fiestas, se forman solas”. Y, ¿qué se puede decir ante eso? De ser así, el cantante no tiene culpa alguna de que sucedan.

El intérprete cerraba el tema comentando: “Esto es serio, de verdad. Caseros, yo no hago fiestas”. Añadiendo que, como mucho, puede hacer alguna que otra paella con los amigos.

Los celos de Antonio Orozco

A pesar de la alegría que ambos sentían por esta de nuevo en el programa (la última vez que pisaron juntos el plató de El Hormiguero fue el pasado mes de abril), Orozco lanzó una frase que sorprendió a todos: “Ya estoy disgustado”. Para más tarde añadir: “No soy ni celoso ni envidioso, ni mucho menos”. Y es que, según él, siempre lo dejan en el extremo más alejado del presentador.

López quiso seguir bromeando diciendo: “Cada vez que vamos a algún lado, uno de nosotros duerme en el sofá”. Orozco se sumó añadiendo en tono cómico que existe una gran brecha entre los dos. Por lo visto, Pablo López tan solo tiene ojos para su piano, lo que puede llegar a provocar los celos de su amigo. Pero López también supo atacar diciendo que Antonio aún no había visto su casa nueva, haciendo alusión a que él tampoco tiene nunca tiempo para pasar el rato juntos.

Esto, en todo momento, fue una broma entre ambos cantantes. Los dos hicieron gala de la estrecha amistad que los une y del enorme cariño que se tienen, lo que se transmitió al público, que no dejaba de alabar al programa en Twitter, y a todo el equipo del programa.

El invitado de esta noche

Esta noche le toca el turno a Pablo Iglesias. El líder de Podemos acudirá al plató para cerrar el círculo de entrevistas a los principales representantes políticos del país. Santiago Abascal, Pablo Casado y Albert Rivera ya han pasado por El Hormiguero para enfrentarse a las preguntas más comprometidas de Pablo Motos. Por su parte, el presidente del Gobierno en funciones Pedro Sánchez ha sido el único que ha rechazado participar esta vez en el espacio.

Esperamos que Iglesias hable de forma contundente y se atreva a responder todas las cuestiones que el presentador tendrá preparadas para él pues, como él mismo dice, cada vez está más alejado de los políticos.