martes, 29 noviembre 2022 21:39

Albert Rivera, un casco y Malú, todo en El Hormiguero de Pablo Motos

En esta serie de entrevistas que El Hormiguero está dando con motivo de la campaña electoral para las próximas elecciones generales del 10 de noviembre, Albert Rivera visitó anoche el espacio de Pablo Motos.

El programa ha luchado para tener presentes a los candidatos de los principales partidos políticos sentados junto a las hormigas más traviesas de la televisión. Y, después de abrir la veda con la controversia de haber invitado al líder de Vox Santiago Abascal, que se convirtió en el tercer programa más visto por la audiencia, pasó por Pablo Casado, líder del Partido Popular. Anoche llegó el turno de Rivera, que ofreció una entrevista con sus altos y sus bajos, como bien le gusta al espacio televisivo.

Aunque hubo algún que otro momento de tensión, en el que Motos tuvo que explicar la razón por la que últimamente estaba resultando tan duro con los políticos, también hubo tiempo para alguna que otra pregunta indiscreta por parte de Trancas y Barrancas, sobre todo la referente a la relación del líder de Ciudadanos con la cantante Malú.

El regalo de Albert Rivera a Pablo Motos y la indignación de la audiencia

Nada más llegar a plató, Rivera ha querido agradecerle a Motos la invitación regalándole un casco con su fotografía impresa que sirve para montar en moto o «para estos días en Cataluña». Este gesto, que podría ser meramente casual, ha causado algo de indignación en las redes sociales.

Pero no quedó ahí la cosa, pues las redes estuvieron ardiendo durante todo el tiempo que duró la entrevista. Otra de las causas de la indignación de la audiencia fue una respuesta que no pareció estar demasiado acertada por parte del conductor del programa. En principio, el presentador debería ser parcial, pero el público lo acusó de mostrar sus simpatías hacia el líder de Ciudadanos a través de una sola frase.

El tema de Cataluña es algo que está candente y que no ha dejado de aparecer, tanto en este como en otros espacios de entrevistas. No en vano, en un momento Albert Rivera ha mencionado a Quim Torra, actual presidente de la Generalitat, para comentar que emplea coches oficiales para cortar carreteras durante la crisis catalana. Motos no ha podido evitar comentar: «Me quiero poner en tu contra pero no puedo». Esta frase ha hecho crecer el malestar de la audiencia, que la ha tomado como muestra de sus simpatías hacia el partido y se ha quejado de la «amabilidad» con la que ha tratado a Rivera.

Más tarde, después de la emisión del programa, la cuenta oficial de Twitter de El Hormiguero ha decidido hacer un comunicado oficial afirmando lo siguiente:

Espacio para Sánchez, Vox e incluso Franco

Con el panorama político que tenemos estando el país como está, Rivera también ha querido hablar sobre su supuesto veto a Pedro Sánchez. «¿Has visto la que se está liando en mi tierra, en Cataluña, las pensiones, la educación, dos presupuestos prorrogados…? Hay que acercar posiciones para desbloquear el país. Yo no voy a gobernar con Pedro Sánchez, yo propongo una opción para el bloqueo. Yo no le puse ningún veto».

Aunque esto no parece ser del todo cierto, parece que las cosas han cambiado. «Si no gano hay dos opciones bloquearlo y, la otra, un pacto de Estado para desbloquearlo. Son asuntos que hacen y nos tienen que hacer reflexionar a todos los partido políticos y le pido a Sánchez que da igual quién gane pero que el día después nos llamemos y formemos una mesa de negociación», dijo Albert Rivera.

A pesar de estar de acuerdo en algunas cosas, Rivera también tuvo tiempo para separarse de Vox, diciendo en lo que no estaban para nada de acuerdo. «Yo les reconozco que ellos y nosotros defendemos la unidad de España, pero ellos se definen con un partido ultraconservador y nosotros somos un partido liberal. Yo no puedo estar de acuerdo en que los gays no puedan adoptar, como dijo Abascal, o en la propuesta de las armas. ¿Os imagináis la que se hubiera liado en Cataluña con la ley de que cada ciudadano tenga un arma en casa?».

Franco, recientemente exhumado del Valle de los Caídos, también mereció una opinión por parte del líder de Ciudadanos. «Al final el PSOE para sacar rédito de un dictador nos ha montado un show con cámaras, helicópteros, lo que le gusta a Sánchez un helicóptero… Fue entre una peli de Berlanga y una de Torrente. Creo que no era ni la forma ni el momento. Quién divide a una sociedad tiene un país ingobernable. Y creo que Sánchez divide a este país y así no se puede gobernar».  

Trancas y Barrancas preguntan a Albert Rivera por Malú

Los temas amorosos son un tema tabú para el representante de Ciudadanos. Por ello, el morbo por conocerlo todo es aún mayor. Las hormigas del programa, Trancas y Barrancas, fueron las encargadas de olvidar un poco el tema político y pasar a la vida personal de Rivera.

«¿Cómo te va en esas cosas de las que no hablas?», le preguntaron en una clara alusión a Malú. Aunque su respuesta no ha sido demasiado extensa, el líder político por fin ha dicho algo sobre su relación con la cantante: «Bien, me va bien». Sí, no es algo por lo que debamos tirar cohetes pero hay que tener en cuenta que esta es la primera vez que se pronuncia sobre algo de su vida personal en un espacio televisivo.

El invitado de esta noche

Esta noche El Hormiguero ha decidido deleitarnos con un invitado especial. Nicky Jam será recibido en el programa de Pablo Motos para presentar su séptimo álbum: «Íntimo», que sale a la venta este viernes 1 de noviembre.

Esperamos que la entrevista al estadounidense y líder de la música urbana le devuelva al espacio esa chispa que lo caracteriza y podamos evadirnos durante unas horas del caos político que envuelve el país de cara a las elecciones generales. El jueves, para retomar la política, será Pablo Iglesias quien cierre esta ronda de entrevistas a líderes de los diferentes partidos. Sánchez, por otra parte, no ha querido formar parte esta vez y ha declinado la invitación.


- Publicidad -