Comenzar una dieta no es una decisión sencilla. El tema del peso es una cuestión muy subjetiva y particular en cada persona. Decidirse a perder kilos es una carrera de fondo delicada que requiere de voluntad, disciplina y mucha perseverancia. Debemos saber que a nivel físico vamos a experimentar progresivamente cambios, algo que queremos, pero también debemos prepararnos a nivel psíquico y mental.

Así, la ayuda profesional es muy importante durante todo este proceso. Luchar contra la báscula puede desembocar en sentimientos de frustración, si notamos que volvemos a recuperar el peso perdido. Además del gasto económico y el tiempo dedicado a ello, si una dieta no nos funciona, podemos caer en probar una y otra dieta (normalmente milagro), lo que puede terminar por afectar al estado de ánimo y provocar apatía, y estados depresivos que, al final pueden dejar huellas profundas en la autoestima. Así, hablamos de una dieta que transformará nuestros hábitos de alimentación y que podamos perder hasta 20 kilos en unos meses, sin efecto rebote, y para poder mantenernos indefinidamente en el peso.

Di no a las dietas milagro

woman fac

Las dietas milagro, muy lejos de ser una solución rápida y milagrosa, pueden acarrearte problemas de salud, al no estar sustentadas en sólidas evidencias científicas. Para Jessica hierro, dietista-nutricionista de Alimmenta, este tipo de dietas puede que te hagan perder peso, pero también malos hábitos de alimentación. “A largo plazo, muchas personas padecen de fatiga o cansancio, mal humor, mal sueño por las noches, y si practican deporte, puede que no sean capaces de hacer ejercicio. Además, si esta pautas se mantienen pueden haber subidas de colesterol, ácido úrico, problemas en los huesos, y una pérdida en la masa muscular”, explica.