Fachada de Unidad Editorial // Fuente: Unidad Editorial

Que no corren buenos tiempos para las empresas de comunicación es algo ya sabido. En la última década han echado el cierre cabeceras de todo tipo. Las que han sobrevivido lo hacen a duras penas, teniendo que hacer reajustes en determinados departamentos para ahorrar en costes. Uno de los grupos que ha sobrevivido a las vacas flacas es Unidad Editorial, aunque le ha costado. En 2012 varias cabeceras del grupo entraron en pérdidas y todavía no han salido de ellas. Esto le ha llevado a una política de ajustes considerable. Una de las partidas en la que más ha recortado es en gastos de personal. Una decisión que le ha permitido ahorrar casi 15 millones y medio de euros en un año.

En el último trienio, Unidad Editorial ha perdido por diversos lados. Entre 2014 y 2016, la facturación procedente de El Mundo, Expansión, Marca y el sector de las revistas cayó un 24%. El resultado –aunque mejoró en 2016- lleva años en negativo. Según los datos del Registro Mercantil, los diarios económico y deportivo, y las revistas están en números rojos. Sólo se salva el diario generalista del grupo. Sin embargo, estas malas cifras han mejorado respecto a 2015. Ese año, el resultado conjunto de Expansión, Marca y las revistas alcanzó el negativo de 52 millones y medio. En 2016 recortó las pérdidas hasta poco más de seis millones de euros. ¿Cómo lo ha hecho? Haciendo uso de la tijera por varios lados, incluida la plantilla.

Desde 2009 Unidad Editorial despidió a casi la mitad de los trabajadores

Actualmente, Unidad Editorial cuenta con 1.275 trabajadores, una cifra que se redujo un 42% desde el primer ERE en 2009. Desde ese año, el grupo ha llevado a cabo cuatro Expedientes de Regulación de Empleo. El último de ellos fue a mediados de 2016 y afectó a 160 trabajadores. Ese recorte (que se notó principalmente en El Mundo, Marca y Radio Marca), entre otros cuantos más, permitió a la empresa ahorrarse casi 15 millones y medio de euros en un año. Y es que mientras en 2015 obtuvo unos gastos de personal de 52 millones y medio, en 2016 bajó de los 37 millones.

El caso más acuciado de recortes afectó al sector de las revistas. En 2016 redujo los gastos de personal un 41%. Es decir, pasó de los poco más de siete millones hasta los cuatro millones de euros. Los recortes en Expansión y Marca también fueron voluminosos, aunque menos que en el ejemplo anterior. Según los datos del Registro Mercantil, redujo el gasto personal en un 33% en ambos periódicos. En el caso de Marca pasó de los 13 millones hasta los casi millones de euros y en el de Expansión de los nueve a los casi seis millones.

Pero Marca, Expansión y las revistas no han sido los únicos medios afectados por los recortes de Unidad Editorial. Su buque insignia, El Mundo, también salió mal parado. La empresa redujo esta partida de la marca un 22% desde los 22 millones hasta casi los 18 millones de euros.

Edición en papel del periódico El Mundo

Más recortes en Unidad Editorial

Sin embargo, los ajustes operativos no es cosa de hace dos años. A finales de 2017, responsables de RCS Mediagroup – matriz de la editora de El Mundo y Expansión- ordenaron un recorte de 17 millones de euros en los nueve primeros meses del año. Desde Unidad Editorial llevaron a cabo diversas operaciones para alcanzar el objetivo. Sin embargo, la elevada deuda del grupo no se lo permitió. Y eso que los beneficios operativos fueron positivos.

Antes esa situación, la empresa se ha propuesto seguir con los recortes. Lo ha hecho en varias direcciones. La primera hace referencia al alquiler de las oficinas. En una reunión, el Comité Negociador explicó a los representantes de los trabajadores que han renegociado el precio de alquiler de su actual sede, consiguiendo una rebaja para este año. Pero no le es suficiente. Según publicó ayer El Confidencial Digital, Unidad Editorial abandonará la Avenida de San Luis el año que viene si no consigue otra empresa con la que compartir sede. 

interviu

FHM e Interviú: los desnudos acabaron en la papelera

Corren malos tiempos para el papel; y las últimas noticias no paran de recordarlo. Hace unos días, el cierre de Interviú marcó por completo...

Con los recortes de 2016, Unidad Editorial ha ahorrado una cantidad importante de dinero. Ha ahorrado una cantidad superior a la facturación de alguno de sus periódicos ese año. Sin embargo, no es suficiente. La empresa tendrá que seguir echando mano a la tijera. Esta vez le tocará a los trabajadores externos.