Javier Arenas y Dolores de Cospedal, en una imagen de 2011.

María Dolores de Cospedal encargó al comisario José Manuel Villarejo investigar a su compañero del PP Javier Arenas. El trabajo se lo encomendó su marido Ignacio López del Hierro el 21 de septiembre de 2009, dos meses después del encuentro secreto de los tres en Génova, la sede nacional del PP, según informa hoy Moncloa.com.

El encargo consistió en investigar el paso de Arenas por la Fundación de Estudios Europeos ya que esta entidad -creada por el PP en los años noventa, que se nutría de las donaciones de los eurodiputados ‘populares’ y que terminó fagocitada por FAES– aparecía en los primeros compases de la investigación judicial de Gürtel.

Arenas había ocupado la presidencia de la Fundación de Estudios Europeos antes de cederle el testigo a Jaime Mayor Oreja. A mediados de 2009 la vicepresidencia de esta entidad la ocupaba el eurodiputado Gerardo Galeote mientras que el puesto de tesorero recaía en Luis Bárcenas.

Tanto Galeote como Bárcenas eran amigos de Arenas y el caso Gürtel ya les afectaba de lleno, sobre todo al segundo. De ahí que Cospedal y su marido se mostrasen muy interesados en saber si a Arenas también le podía salpicar Gürtel.

La primera vez que Arenas aparece en los audios de Villarejo es el 20 de julio de ese 2009, en la reunión que tiene el comisario con López del Hierro en una cafetería junto a la Torre Picasso y de la que saldrán los detalles de cómo realizar la cita secreta del día siguiente en el despacho de Cospedal en Génova.

María Dolores de Cospedal encargó investigar las actividades de Javier Arenas

López del Hierro cree que alguien está protegiendo a Arenas y pone el ejemplo de una foto que había publicado unos días antes El Mundo, en la que habían “cortado” al dirigente andaluz para que no apareciese jugando al pádel junto a Barcenas, Galeote y Jesús Sepúlveda, el marido de Ana Mato y que también estaba implicado en Gürtel por su gestión como alcalde de Pozuelo (Madrid).

Villarejo le confiesa a su interlocutor que Arenas, por aquel entonces portavoz del PP en el Senado, está apoyando “a LB (Bárcenas) a muerte” y que maneja sus “intereses” a través “del despacho (de abogados) Arenas Bocanegra” -en la actualidad se llama Arenas&Medina-, dirigido por su hermano Eduardo y cuya sede se encuentra en Sevilla.

 

Ignacio López del Hierro: ¿Qué pasa con (Javier) Arenas? Porque hay un mosqueo ahí de cojones.

Villarejo: Arenas… está de informador, filtrando cosas… Lo que está claro es que está apoyando a ‘LB’ (Luis Bárcenas) a muerte. Pero a muerte.

ILH: Sí.

V: Y él tiene sus intereses a través del despacho de su hermano (…) que habían hecho. Ahí tienen un pupurrí montado varios del PSOE con el despacho del hermano. El despacho Bocanegra y tal. …ni un duro. Tu sabes. Ahí no se da cuenta el gilipollas que le tienen trincado por los huevos. Por eso…

LH: Le tiene trincado la gente del PSOE

V: Pero si tiene  menor… hay temas legales… fíjate que cuando llegan algunas querellas tira para atrás. Tira para atrás y la mete descafeinada y light. No no no, eso es un dato muy… A mi por ejemplo en dos o tres ocasiones que he hecho alguna gestión y tal con algunos juzgados, me han dicho no no, esto lo trae el despacho de Bocanegra y tal. O sea que ahí ya… Si si si porque él tiene línea directa con mengano, zutano y… sobrevivir solo, cada uno se ha instalado en su… Y están todos mamoneando. Lo que no quiere es que cambien las cosas.

Un rato después, en la misma reunión, López del Hierro vuelve a la carga con la Fundación de Estudios Europeos y Villarejo vincula a esta entidad con las corruptelas que se están conociendo de Gürtel: “Ahí está el negocio, ahí está el business”, dice.

 

López del Hierro: La Fundación esa que tiene con Arenas y con Galeote…

Villarejo: Ahí está el negocio, ahí está el ‘business’.

LH: Son los tres (refiriéndose a Arenas, Galeote y Bárcenas).

Villarejo: Ahí está el ‘business’. Claro, y le han dicho: ‘Macho, esto no lo quites que se nos va a tomar por culo el ‘business’.

LH: Claro… Está haciendo gilipolleces…

V: No, no, no. Todas.

La situación de Arenas sale al día siguiente en la reunión secreta de Génova por iniciativa de Villarejo, cuando desvela a la entonces número dos del PP que “hay movidas de Bárcenas que están muy acreditadas haciendo negocios con Arenas” a través de esta fundación… de la que no atinan a dar con el nombre.

 

Villarejo: Les dijimos dos o tres datos mucho más graves. Uno, que hay movidas de Bárcenas que están muy acreditadas haciendo negocios con Arenas y con, y con…

Cospedal: Galeote.

V: Y con Galeote. En la fundación ésta, cómo se llama…

C: La Fundación… por el Sur, o por… cómo se llama esto…o por Europa…

V: Por lo que sea.

C: ¿Algo de esto, no?

V: Un tal Sepúlveda, que no sé quién es.

C: El alcalde de Pozuelo.

V: Con un tal Sepulveda… Y ahí salen ya unas anotaciones duras.

Villarejo lleva la conversación a las pesquisas de Valencia, pero Cospedal le interrumpe al minuto inquiriéndole de nuevo por su compañero de partido y su papel exacto en la Fundación de Estudios Europeos. El comisario pone al mismo nivel a Arenas y Bárcenas en cuanto a datos comprometedores.

 

Cospedal: ¿Y Arenas que está en esa fundación? ¿O de lo que tienen (los investigadores) es de Bárcenas?

Villarejo: Uffff. Tienen de Bárcenas, tienen de Arenas, tienen de… O sea, de todo lo que…

C: En anotaciones…

V: En anotaciones y en pagos.

Pasado un cuarto de hora de estos últimos detalles, Cospedal vuelve a preguntar por la  citada fundación y si hay rastros documentales de las graves acusaciones que le ha contado Villarejo. Éste desliza que dichas anotaciones y pagos se encuentran en el ‘pen drive’ del contable de Francisco Correa, la piedra angular que permitió la investigación de la Gúrtel.

 

Cospedal: Y el tema de la fundación con Galeote, con Arenas y tal… eso está…

Villarejo: Está, está, está escrito…

C: ¿Está en un disquete de estos que tienen?

V: Este… O sea, lo han arrancado de una de las carpetas que han tirado.

La reunión acaba con la propuesta de Cospedal y su marido de que Villarejo les haga “trabajos puntuales”, a lo que el comisario se aviene, aunque no se concretan los encargos.

Tú, ahí, pasa lo que tengas que pasar. Pero baratito, porque estamos tiesos.

Es el 21 de septiembre cuando López del Hierro le pasa el encargo concreto de un “dossier” de Arenas que será debidamente “pagado”, aunque el marido de Cospedal le pide una tarifa “baratita” y dando a entender que el PP correría con los gastos.

Ignacio López del Hierro.- Mira, entre Arenas, Galeote y Bárcenas, tienen una fundación, que no me preguntes cuál es.

Villarejo.- Lo que yo te dije, sí, sí, no recuerdo nombres, que es un gabinete de influencia, sí.

ILH.- No, el gabinete de influencia es del hermano del de Sevilla.

V.- Sí, sí, de Arenas Bocanegra, pero ellos tenían una fundación.

ILH.- (…) todo lo que puedas sacar de ahí…

V.- Vale

ILH.- (…) Y luego un tema que quería, era todo lo que pudieras averiguar.. y hazme un informe y esto está pagado ¿eh? O sea, esto es un dossier y pagado.

V.- Ignacio, yo al partido (PP) cómo le voy a cobrar….

ILH.- Que sí…

V.- No, Ignacio, no. Otra cosa es que cuando venga algún pago, o algún empresario o lo que sea, da igual, y que en un momento determinado digáis ‘oye, contratad a este que es de confianza’. Eso sí, pero yo cómo le voy a cobrar al partido. Anda que….

ILH.- No hombre, pero esto va en serio.

V.- No no. Pero si…

ILH.- (…) Y vas a estar indagando ahí.

V.- Sí, sí, sí, eso no pasa nada.

ILH.- Tú, ahí, pasa lo que tengas que pasar. Baratito, porque estamos tiesos.

V.- Qué te voy a decir yo, qué te voy a decir.

Cuando va a concluir la reunión a solas entre López del Hierro y Villarejo, hacen un repaso a lo hablado y vuelven a salir los términos del encargo acordado. El comisario parece desesperarse ante los pocos datos que le da el marido de Cospedal, más allá de la obsesión por encontrar vínculos entre “Arenas, Galeote y Bárcenas”.

 

Ignacio López del Hierro.- ¿Y lo de la fundación?

Villarejo.- Sí, sí, lo de la fundación, vamos a ver… voy a… vosotros de la fundación, ¿qué sabéis?, ¿nada más que existe?, ¿pero ni siquiera el nombre? Era una cosa de los pueblos de España…

ILH.- No lo sé, miradlo bien (en) el registro de fundaciones…

V.- ¿En el registro de fundaciones?

ILH.- (…) Arenas, Galeote y Bárcenas.

V.- ¿Ni siquiera el domicilio social dónde estaba?, ¿nada?

ILH.- (…)

V.- Vale, pues vamos a…

ILH.- Si me entero de algo…

V.- Claro, claro, para facilitarme, todo lo que sea facilitarme. Pero vamos, voy a hacer alguna gestión adecuada.

Tras esa cita del 21 de septiembre de 2009, Villarejo y López del Hierro, amigos desde hace 30 años, volvieron a reunirse al menos en otras tres ocasiones hasta mediados de noviembre, pero en esos encuentros grabados de forma subrepticia por el comisario, y a los que ha tenido acceso MONCLOA.COM, no hablaron de Javier Arenas ni de la citada fundación.

Comentarios