En la época de los ochenta fumar tabaco era algo muy habitual en el día a día, películas o series. Con el tiempo y los “avances en medicina” se ha demostrado que ese hábito estaba matando a los fumadores y ocasionándoles graves problemas de salud.

Tu cuerpo se resiente con cada calada de tabaco que das. Es un vicio nocivo, adictivo y cada día más caro. El tabaco ha cuadriplicado su precio en pocos años. Las cajetillas te ponen imágenes dantescas de lo que puede sucederle a tu cuerpo si fumas.

Son muchas las campañas “antitabaco” que se han hecho desde que se sabe lo perjudicial que puede llegar a ser, pero ¿sabes realmente lo que le sucede a tu cuerpo al fumar? En este artículo te desglosaré la forma en la que tu cuerpo se ve afectado por el tabaco.

No todo es negativo en el instante en el que lo dejes tu organismo va poco a poco mejorando y a los cinco años puedes tener un cuerpo casi sano si no te ha llegado a dejar secuelas.

Dedos y uñas

cigarrillo

Los dedos y las uñas de los fumadores tienen un color amarillento anaranjado. Esto es debido a la nicotina y demás productos químicos que contiene el tabaco. En ocasiones, la comisura de la boca también se torna de ese feo color.

Quitarte las antiestéticas manchas de tabaco de los dedos o de las uñas es casi misión imposible, puedes intentarlo con limón natural y un algodón. Pero en el momento en el que te fumes otros tres cigarros vuelven a aparecer.

Tener las uñas y los dedos amarillos puede que pienses que no es para tanto, pero a la hora de estar en un trabajo puede perjudicarte bastante. Sobre todo, si estás de cara al público o en la cocina de un bar trabajando. Fumar te puede costar el trabajo.

Comentarios de Facebook