martes, 18 junio 2024

Esto es lo que ganas al dejar el tabaco

Es mucho lo que se habla sobre los «daños» del tabaco. Las cajetillas llevan impresas imágenes que te evocan, como mínimo, sentimiento de culpa al fumar. Pero es poco lo que se habla sobre los beneficios de dejar de fumar. A veces hay que ver la parte positiva para lanzarte a intentarlo.

Los estudios realizados revelan que, al abandonar el tabaco, los pulmones tienen la capacidad de regenerar parte del daño que ha sufrido.

Al principio los «exfumadores» pueden notar que tosen más, pero eso significa que tus pulmones están comenzando a limpiarse. Está demostrado que para una persona que lleve diez años sin fumar el peligro de sufrir cáncer se reduce a más de la mitad.

Son muchas las personas que dicen que si dejas de fumar con el dinero que ahorres puedes comprarte un «coche nuevo» o «irte de viaje» a donde quieras. Sin embargo, realmente esas son cosas superficiales en comparación con los beneficios que acarreará a tu salud dejar este mal hábito.

Sistema circulatorio

El tabaco es el responsable de más de 25 enfermedades y la causa del 85 % de los casos de cáncer de pulmón. La enfermedad «cardiovascular» es la principal causa de muerte en todo el mundo, siendo la segunda causa que lo provoca el consumo de tabaco.

¡¡Dejar de fumar podría reducir un 15% las enfermedades del aparato circulatorio!!

Pero como he dicho, no está todo perdido. A las 24 horas después de ese último cigarrillo el riesgo de sufrir un ataque cardíaco baja considerablemente. A las tres semanas, la circulación mejora y padecer una cardiopatía coronaria se reduce a la mitad de posibilidades. Por lo tanto, después de 5 o 10 años sin fumar se puede decir que tus riesgos son los mismos que los de un NO fumador.

Tras cinco años sin fumar, mes arriba mes abajo, se puede decir que la circulación sanguínea se ha recuperado por completo.

cigarette 2456476 1920 Merca2.es

Beneficios en tu cuerpo desde el primer día

Estos son los beneficios que vas a encontrarte:

  • 20 minutos: La presión arterial se normaliza, el pulso se vuelve normal.
  • 8 horas: La cantidad de monóxido de carbono en sangre disminuye a nivel normal, la cantidad de oxígeno en sangre retorna a los niveles habituales en no fumadores.
  • 1 día: Disminuyen los riesgos de infarto.
  • 3 días: Los bronquios se relajan se reduce la tensión pulmonar.
  • 2 semanas a 3 meses: Mejora la circulación, resulta más fácil caminar, la función pulmonar aumenta hasta un 30 por ciento.
  • 3 y 9 meses: Disminuye la tos, la congestión, la fatiga y la falta de aire.
  • 1 año: Disminuye un 50 por ciento el riesgo de enfermedades cardíacas.
  • 5 años: El riesgo de contraer enfermedades cardíacas es igual al de un no fumador. el riesgo de padecer cáncer de boca, de garganta, esófago, o vejiga bajan a la mitad.
  • 10 años: El riesgo de fallecer por cáncer de pulmón disminuye a la mitad de aquellas personas que todavía fuman.
  • 20 años: Tu organismo no percibe “ni un solo rastro” de haber fumado. Es como si nunca jamás hubieses probado un cigarrillo.
tabaco

Sistema respiratorio

Aproximadamente al mes de dejar de fumar los pulmones comienzan a ver los beneficios.

Tus bronquios están recubiertos por capilares llamados cilios. Los cilios se encargan de limpiar los residuos de las vías respiratorias que, cuando fumas, los vas paralizando progresivamente y al final dejan de realizar su función. Esa no es otra que la de limpiar los pulmones. Igualmente, los alveolos se inflaman y puede provocarte un enfisema pulmonar. Además, a esto le añadimos la tos seca y los mocos verdes típicos de los fumadores.

No obstante, a las tres semanas de dejar de fumar la función pulmonar mejora un 30%.

Tus pulmones, al dejar de estar en contacto con el monóxido de carbono, comienzan a funcionar como deben. Te resfrías menos y el riesgo de morir por cáncer pulmonar se reduce a la mitad. Los bronquios empiezan a relajarse, tienes menos fatiga a la hora de hacer deporte y empieza a mejorar la respiración.

tabaco

Dejar de fumar después de tener cáncer

Si ya te han diagnosticado cáncer y dejas el tabaco puedes tener mucha mejor calidad de vida que si lo das todo por perdido y dices: ¿Ya para qué? Esa no es la pregunta que debes hacerte, lo que tienes que plantearte es: ¿Cómo quiero continuar a partir de aquí?

Después de un diagnóstico de cáncer puede ser duro, pero te podría ser más llevadero si tienes en cuenta las ventajas de hacerlo:

Puedes llegar a tener una vida más larga y que las probabilidades de que el tratamiento funcione sean mayores. El dejar el tabaquismo también influye a la hora de terminar antes con el tratamiento. Los efectos secundarios de la quimioterapia y radioterapia son mayores si consumes sustancias cancerígenas. El riesgo de sufrir otro cáncer secundario se reduce. Respiras mejor y tienes más energía.

Y otra cosa muy IMPORTANTE es que reduces la posibilidad de tumores como el de boca, garganta, esófago, pulmones, estómago, laringe, páncreas y un largo etc.

Un cigarro contiene más de 4.000 componentes y de ellos 50 han sido descritos con poder carcinogénico

tabaco

El gusto y el olfato vuelven a existir

El alto nivel de toxicidad de los componentes del tabaco afecta negativamente en el gusto y el olfato, sentidos altamente relacionados entre sí. Estos productos debilitan las papilas gustativas y los receptores del olfato, siendo directamente proporcional el deterioro a medida que el número de cigarros va subiendo. Finalmente, con el tiempo dejas de percibir los olores y sabores como realmente son.

No obstante, estas células se regeneran en 10 días y haber dejado de introducir tóxicos en tu organismo hace que estas nuevas células no se debiliten y puedas ir recuperando ambos sentidos poco a poco e incluso más de lo que puedes llegar a recordar.

La mayoría de los exfumadores no soportan el olor a tabaco.

Tus cuerdas vocales dejan de estar inflamadas y sin darte cuenta tu voz deja de estar más ronca.

oler

Fertilidad

En las mujeres el tabaco produce una gran reducción de la reserva ovárica y añade diez años a su edad reproductiva. Los tratamientos de fertilidad tienen peores resultados en mujeres fumadoras que en las que no lo son.

El tabaquismo también afecta a los hombres a la hora de querer tener hijos. Los componentes del tabaco influyen negativamente en los niveles hormonales del hombre que bajan de forma considerable la calidad, cantidad y movilidad del esperma. Causando problemas en la composición del semen.

Dejar de fumar puede ser una gran ayuda para la fertilidad.

Lo positivo es que un año sin tabaco hace que estos niveles vuelvan a ser normales en ambos sexos. Es recomendable que, si estás pensando en tener descendencia, dejes a un lado el tabaco y más aún si ya tienes problemas de fertilidad y estás recurriendo a un tratamiento. Si lo haces, los resultados podrían cambiar a tu favor.

fertilidad

Piel

Puedes desconocer que fumar influye también en la estética y en la salud de la piel, provocando distintas patologías dermatológicas. El tabaco te hace parecer más mayor, cosa que cuando tienes veinte lo mismo no te importa mucho, pero cuando tengas cuarenta y parezca que tu edad es el doble seguramente sí te preocupe.

El consumo de tabaco provoca arrugas muy marcadas, piel grisácea, dientes son de color amarillo, huesos prominentes y te da un aspecto bastante demacrado.

Cuanto más tabaco se ingiere, peor se encuentra el aspecto y la salud de la piel. Esto está ligado a la cantidad de cigarros que fumas al día.  

Por lo tanto, podemos asegurar que dejar de fumar para los efectos dañinos del tabaco en tu apariencia.

piel

Dientes

Los dientes y la salud de tu boca son partes importantes en el buen funcionamiento de tu cuerpo.

La mayoría de los fumadores tienen los dientes amarillos. Aparte de que estéticamente está feo, también puede ocasionarte complejos y que te tapes la boca cada vez que sonríes. No olvides que reír es de los pocos placeres de la vida que no cuestan dinero, no ocultes tu sonrisa por tener los dientes manchados de nicotina.

La curación después de una operación o intervención dental es más rápida y corres menos riesgos de sufrir infecciones, además de ser mucho más rápida si no fumas. Baja también la probabilidad de sufrir gingivitis, sangrado de encías o incluso caries.

Las manchas en los dientes dejan de aparecer. Al producir más saliva tu cuerpo neutraliza las placas que se forman en tus dientes. El aliento mejora considerablemente y dejas de perder soporte óseo dental.

dientes

 Beneficios psicológicos y emocionales

Dejar de fumar por ti mismo es complicado. Tan solo el cinco por ciento lo consigue y el índice de recaída es bastante alto. Pero si lo haces siguiendo un tratamiento psicológico y cuentas con el apoyo de tu familia PUEDES CONSEGUIRLO.

Cuando dejas de estar atado a la droga legal que es el tabaco tu humor cambia, estás menos irascible y no tienes que salirte en medio de una reunión a la calle a pasar frío o calor para poder darle una calada a un cigarro.

Pasar tiempo con tus hijos o con tu familia sin sentirte culpable de echarles el humo es una sensación que el vicio no puede combatir.

Es cierto que la dependencia al tabaco es más psicológica que física. Los humanos somos personas costumbristas y el hecho de llevar haciendo mucho tiempo una cosa hace que te cueste abandonar cualquier hábito. Aunque sepas que es altamente perjudicial tanto para tu organismo como para tu calidad de vida.

Realizar deporte sin morirte en el intento, poder distinguir el olor a hierba recién regada o las páginas de un libro nuevo son alicientes que pueden ayudarte a tirar a la basura esa última cajetilla.

En resumen, podrás volver a vivir en libertad.

playa


- Publicidad -