tabaco fumar

En la época de los ochenta fumar tabaco era algo muy habitual en el día a día, películas o series. Con el tiempo y los “avances en medicina” se ha demostrado que ese hábito estaba matando a los fumadores y ocasionándoles graves problemas de salud.

Tu cuerpo se resiente con cada calada de tabaco que das. Es un vicio nocivo, adictivo y cada día más caro. El tabaco ha cuadriplicado su precio en pocos años. Las cajetillas te ponen imágenes dantescas de lo que puede sucederle a tu cuerpo si fumas.

Son muchas las campañas “antitabaco” que se han hecho desde que se sabe lo perjudicial que puede llegar a ser, pero ¿sabes realmente lo que le sucede a tu cuerpo al fumar? En este artículo te desglosaré la forma en la que tu cuerpo se ve afectado por el tabaco.

No todo es negativo en el instante en el que lo dejes tu organismo va poco a poco mejorando y a los cinco años puedes tener un cuerpo casi sano si no te ha llegado a dejar secuelas.

Cáncer

tabaco fumar

El tabaco es la principal causa de todos los cánceres que existen. A las partes de tu cuerpo que más le perjudica es al pulmón, laringe, faringe, esófago, corazón, vejiga y páncreas. Los avances médicos también han descubierto que fumar aumenta el índice de padecer leucemia y otros cánceres como el de hígado, cuello uterino o el cáncer de mama.

El tabaco es el culpable de que un fumador tenga dos veces más posibilidades de padecer cualquier cáncer. Y si en vez de fumador ocasional eres fumador de “más de una cajetilla al día” tus probabilidades se multiplican por cuatro.

Los fumadores pasivos también sufren un alto riesgo de padecer cáncer. El tabaco afecta a todo el que esté cerca de su humo. Si ya tienes un cáncer diagnosticado y dejas de fumar tienes muchas más probabilidades de sobrevivir que si continúas fumando.