enfermedades-diabetes

El azúcar es uno de los venenos que mayor amenaza representa para la salud en la actualidad. Además, también representa una importante fuente de adicción para muchas personas. Este producto también ha generado gran cantidad de problemas en la salud de muchas personas, creando obesidad o diabetes. Cada año hay más y más personas diabéticas, ya sea con la tipo 1 o la tipo 2.

Cuando se padece de diabetes, el organismo no es capaz de desarrollar la insulina suficiente para mantener bajo control los niveles de glucosa en sangre o se genera una resistencia a la insulina que genera una serie de problemas que pueden ser graves si no se controlan. Estas personas pueden tener subidas (hiperglucemia) o bajadas (hipoglucemia) del nivel de glucosa, ambos casos son negativos, pero pequeños consejos que puedes seguir.

Consejos para saber actuar antes de los cambios en el nivel de azúcar

¿Qué le ocurre a una persona diabética con el azúcar?

Azúcar recomendada

El azúcar es un veneno para todas las personas, sanas o no. Pero en una persona diabética es un mal aún peor, puesto que no son capaces de regular bien los niveles de glucosa en sangre.

No solo el azúcar aporta glucosa al organismo, también otros hidratos de carbono hacen este aporte de glucosa. Y eso incluye el azúcar natural presente en algunos productos como la frutosa, lactosa, etc.

En un cuerpo sano, los niveles de azúcar o glucosa en sangre se regulan gracias a la hormona polipeptídica llamada insulina. Está formada por 51 aminoácidos, y la producen las células del páncreas.

En un diabético, se ha deteriorado ese mecanismo natural del organismo para generar suficiente cantidad de insulina, o se ha generado una resistencia a la misma, a un aumento anómalo de la producción de glucosa, e incluso a una combinación de factores. Por tanto, los niveles estarán alterados y representan un problema.

Comentarios de Facebook