subvenciones autonomos

A estas alturas ya nadie duda de que este año está siendo especialmente complicado para los autónomos. Si tener un negocio o ejercer una actividad por tu cuenta nunca es nada sencillo, la crisis provocada por el coronavirus ha hecho que el arranque de la nueva década haya llegado lleno de obstáculos para los emprendedores. Pero no todo es malo, a pesar de la situación, sigue habiendo ayudas a las que se puede recurrir.

A las habituales que se ofrecen periódicamente se suman ahora las ayudas para autónomos por el coronavirus, que tienen una duración puntual. Si tienes en marcha un negocio o estás en pleno proceso de emprender, no pierdas de vista estas ayudas que vamos a recopilar, porque te pueden venir muy bien.

Tarifa plana, la estrella de las ayudas para autónomos

ayudas publicas para emprender

Una de las principales barreras de acceso al mundo del emprendimiento es que los autónomos saben que ganen o no dinero a final de mes van a tener que pagar su cuota de cotización a la Seguridad Social. La más baja supera los 280 €, lo que complica mucho la vida a quienes acaban de poner en marcha un negocio.

Para hacer que el emprendimiento sea algo más fácil existe desde hace ya algunos años la tarifa plana. Con esta medida los nuevos autónomos pagan solo 60 € en concepto de cotización durante los 12 primeros meses de actividad. A ello se suma que muchas Comunidades Autónomas han extendido la tarifa plana, permitiendo que el nuevo autónomo pueda disfrutar de este beneficio durante unos meses más.