anisakis

En verano aumentan los casos de intoxicaciones alimentarias y uno de los más preocupantes y graves es por el anisakis. Un parásito que puede encontrarse en el pescado y en los cefalópodos (calamar, pulpo, sepia,…) y provocar alteraciones digestivas y reacciones alérgicas que pueden ser graves.

Además de no comer pescado crudo, hay ciertas precauciones que tomar para no pasar un mal rato por culpa del anisakis. Estas son las claves para conocerlo todo y poder prevenir una intoxicación. Una contaminación en los pescados que podría afectar hasta el 36% de los peces de las costas españolas, por lo que lo más seguro es tener cuidado antes de comer un plato de pescado.

El anisakis y la moda de comer pescado crudo

El anisakis y la moda de comer pescado crudo

Si tomamos el pescado suficientemente cocinado, el anisakis (un gusano transparente de unos 2-3 cm de largo que infecta el estómago de peces y cefalópodos) no nos afecta.

Pero últimamente se ha puesto de moda comer pescado crudo, como el los platos japoneses de sushi o sashimi o el poke hawaiano.

También en nuestra gastronomía se consume pescado crudo: las tapas de boquerones en vinagre, tan habituales de bares y restaurantes también se elaboran con pescado sin cocinar previamente. Así que por muy apetecible que sean estos platos, hay que comerlos en sitios que nos aseguren una preocupación por la seguridad alimenticia.