colesterol

Si tienes el colesterol alto deberías seguir una dieta específica que no incluya alimentos que puedan empeorarlo. El colesterol es un componente importante de tu organismo, este se encarga de ayudar a hacer la vitamina D, las hormonas o las sustancias que hacen que tu estómago descomponga los alimentos para la digestión.

Tu cuerpo ya tiene todo el colesterol que necesita para realizar sus funciones, pero este también puede aumentar. Si tienes el colesterol alto se puede unir a otros componentes de tu cuerpo y quedarse adherido a las arterias y a los vasos sanguíneos obstruyéndolos y taponándolos.

Si tienes el colesterol alto tienes un alto índice de riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un ictus entre otros. La culpa de que esto suceda es de comer muchos alimentos con colesterol, no hacer ejercicio o fumar. Puedes evitar los tres factores que te acabo de nombrar, pero, además, te diré los alimentos que hacen que no se ponga por las nubes.

Si tienes el colesterol alto aumentan tus posibilidades de sufrir una enfermedad coronaria y la muerte.

Aceite de oliva

colesterol

Uno de los mejores alimentos que existen en el planeta es el aceite de oliva virgen extra. De los principales beneficios que te aporta el consumo de aceite de oliva, está la ayuda a que tu nivel de colesterol en sangre se mantenga estable.

Este néctar oleoso consigue que baje el malo y suba el bueno, aparte que tiene un bajo índice de triglicéridos.

Jamón Ibérico

jamón

La dieta mediterránea es rica en aceite de oliva y en jamón ibérico, por lo que si te lo puedes permitir es una estupenda forma de mantener tu colesterol a raya.

Si tienes el colesterol alto no debes comerlo, pero, sin embargo, si lo tienes controlado te puedes permitir hasta 40 gramos diarios. Además, ayuda a bajar el malo y a subir el bueno.

El jamón es un refuerzo extra para el recubrimiento de tus arterias.

Berenjena y colesterol

colesterol

Las berenjenas son las esponjas de la tierra. Se encargan de limpiar tu cuerpo de grasas indeseadas. Es como cuando las fríes y al sacarlas están completamente llenas de aceite, pues cuando las consumes hacen lo mismo, pero con el colesterol.

Para que las berenjenas hagan bien su labor tienes que comértelas completas, no vale pelarlas o quitarles las semillas. Cuantas más cosas elimines de lo que comes, menos nutrientes y propiedades tendrán.

Tomate frito

tomate frito colesterol

El tomate frito es un alimento que le gusta a casi todo el mundo, no olvides prepararlo de forma natural y con aceite de oliva. No compres tomate en lata porque es de los que más posibilidades tienen de contaminarse.

Comer tomate frito ayuda a que tu cuerpo no cree más colesterol malo que bueno y si eso ocurre colabora a que pare. Otro componente importante que contiene es el licopeno, que es hace que el hace que el malo no suba, pero para que el tomate libere más licopeno tienes que calentarlo.

Frutos secos

colesterol

Comer un puñado de frutos secos al día es bueno para tu salud, cuatro o cinco. En particular, las nueces y las almendras tienen enormes beneficios.

Los frutos secos tienen ácidos grasos de omega 3 que hacen que el colesterol malo se reduzca y el bueno aumente. Además, consumir nueces ayuda a que tus venas sean más elásticas, baja tu tensión y evita que se te formen coágulos.

Lo recomendable es comer los frutos secos crudos y sin sal.

Pescado azul

colesterol

Junto con los frutos secos, el pescado azul es de los alimentos con más omega 3 que existe. Este sirve, como ya te he dicho, para mantener a raya el colesterol malo y ayudar al bueno a que suba.

Los pescados azules son, por ejemplo, el salmón, la caballa, el atún o la sardina, entre otros. Son buenos para el corazón además de antiinflamatorios. Comer pescado en tu dieta semanal al menos dos veces te ayuda a que tu salud no se resienta.

Huevo

colesterol

Siempre se ha dicho que el huevo es uno de los mayores responsables de que se te suba el colesterol, pero también se decía que la tierra era redonda…

La clara del huevo contiene unos ácidos grasos que cuando los comes hacen que tu colesterol bueno aumente, al igual que la tan temida yema. Aparte, la yema sirve para que las paredes internas de tus arterias se mantengan sanas y colabora a que el malo sea eliminado de tu organismo.

Que el huevo sube el colesterol es un mito.

Semillas de Chía contra el colesterol

colesterol

Las semillas de Chía eran unas grandes desconocidas en España hasta hace poco. Este alimento se usa para las dietas gracias a su alto poder saciante. Es bueno que sepas que estas semillas tienes que comerlas con mucho líquido porque si no son intragables. Aumentan casi tres o cuatro veces su peso en agua.

Tanto estas semillas de chía como las de lino, las de amapola o las de sésamo son ricas también en omega 3, así que colaboran a que tu colesterol no suba. Si tienes niveles elevados de fibra y de antioxidantes, este es un alimento al que le tienes que dar una oportunidad.

Manzanas y colesterol

manzanas

Las manzanas son una fruta que debes tener en tu dieta casi a diario. Este alimento logra que tus arterias no chupen toda la grasa que consumes, por lo tanto, son unas buenas aliadas contra el colesterol malo.

colesterol

¿Qué le pasa a mi cuerpo si tengo el colesterol muy bajo?

El colesterol es un lípido que fabrica nuestro cuerpo y que está presente en la sangre. Esta sustancia varía de nivel según...

Los flavonoides que tiene entre sus nutrientes hacen que el colesterol no se quede pegado a las venas y es ideal si tienes la tensión alta o si retienes líquidos.

Entre las manzanas verdes o las rojas, escoge las verdes.

Si consumes estos alimentos lograrás que tu colesterol se mantenga dentro de sus niveles óptimos y tu salud te lo agradecerá.