Airbus-Getafe-Covid-19
Foto: Agencias
endesa

Máxima tensión en las plantas de Airbus en España. Mientras el fabricante aeronático ocupa titulares por abrir un puente aéreo entre Toulouse y Madrid para traer mascarillas a nuestro país, según ha podido saber MERCA2, algunos de sus trabajadores sufren presiones para acudir a sus puestos de trabajo en factorías, como la de Getafe, en las que no se ha suspendido la actividad, pese al estado de alarma decretado en España.

La Comisión de Seguimiento Covid-19 del Comité Interempresas de la compañía cifraba, este martes, en 121 positivos y 618 los trabajadores en cuarentena en Getafe y, según fuentes consultadas, los empleados que siguen desarrollando su actividad en la planta lo hacen sin los EPIs (Equipos de Protección Individual) necesarios, por lo menos hasta el día de hoy. La lógica invita a pensar que el propio dato de afectados, realmente alarmante, es como para clausurar las instalaciones.

La entrega de cuatro aviones comerciales en plazo para evitar penalizaciones a Airbus, urge de la presencia de los trabajadores del departamento de pintura, en varios turnos, lo que según fuentes consultadas por MERCA2 está generando una enorme presión sobre los operarios de esa sección. Diez días después de que se decretase el estado de alarma en España, la planta de Getafe de Airbus está bajo mínimos, no sólo por la ausencia de los afectados de coronavirus y de los empleados en cuarentena, si no por los que están de baja por enfermedad común o han conseguido permisos para no acudir a su puesto de trabajo, solicitados en su mayor parte por el temor al contagio.

Según testimonios a los que ha podido acceder MERCA2, los trabajadores tienen miedo a quedarse en casa y no cumplir con el servicio que les exigen sus superiores inmediatos para poder entregar en plazo los aviones, y se sienten amenazados porque, tal y como se les ha informado, de forma extraoficial, si ellos no acuden al trabajo por asuntos derivados del Covid-19, la empresa subcontratará la pintura del A320, “algo ilegal, fundamentalmente una falta de ética y moral de la compañía”, califican las mismas fuentes.

El pasado 16 de marzo, la Comité Interempresas (CIE) acudió a la Inspección Provincial de Trabajo de Madrid e interpuso una denuncia por hechos que entonces se describieron como “inicialmente constitutivos de infracción de normas laborales” según recoge el documento al que tuvo acceso MERCA2. Días después, los representantes de los trabajadores, reconocieron que se encontraron ante “una resolución ambigua y sin claridad” y sin que siquiera la Inspección se personarse en los centros de Barajas y Getafe. ¿Conoce el Gobierno en qué situación se encuentra la empresa?

En relación a la referida denuncia interpuesta y otras expuestas a luz pública y sin respuesta, la sensación que se respira en el ambiente es que tanto la Inspección de Trabajo, como el Gobierno “han dejado tirados” a los trabajadores. Se comenta también que el Gobierno parece estar buscando “un equilibrio entre la salud y la repercusión económica para el país”.

REAPERTURA TRAS EL PARÓN DE CUATRO DÍAS

Airbus reanudaba este lunes la actividad de sus plantas en España tras el parón de cuatro días “para reforzar medidas sanitarias y preventivas en los centros de trabajo” ante el brote de coronavirus. A través de un vídeo enviado a los trabajadores, el presidente del grupo en España, Alberto Gutiérrez, justificaba la vuelta a la actividad en la necesidad de seguir dando soporte a los helicópteros y aviones del Ejército en el marco de la operación Balmis -denominación del Ministerio de Defensa a la operación contra el Covid-19-. “Lo hacemos porque podemos y debemos”, manifestaba Gutiérrez.

Este lunes, en el momento de la reapertura, fuentes sindicales negaban que la actividad de Airbus tuviera un motivo esencial o estratégico que justificara la vuelta a la actividad y aclaraban que: “el Ejército no tiene actividad aeronáutica especial”, en cualquier caso, “como servicios especiales militares y de fabricación de material sanitario no hablamos de más de 50 empleados, ¿qué tiene que ver eso con reanudar la actividad de 20.000 trabajadores?”.

Asimismo, comentaban entonces, “la idea de fabricar respiradores para la Sanidad, ha sido iniciativa de los trabajadores y de su conocimiento de la disponibilidad de impresoras 3D de titularidad privada”. Los representantes de los trabajadores manifestaban en ese momento su malestar con la Dirección de la compañía, “lo único que le importa es reducir la cartera de pedidos, fabricar y entregar los aviones planificados para aumentar la rentabilidad”.

En este sentido, esas mismas fuentes sindicales consultadas este lunes por MERCA2 explicaban que, el argumento esgrimido por Airbus para justificar que es necesario retomar la actividad en sus factorías repartidas por Madrid, Toledo, Sevilla y Cádiz, no se sostiene. La compañía “intenta un lavado de imagen ante la sociedad”.

Comentarios de Facebook