Adif Fomento gobierno Frankenstein

Las intenciones de Pedro Sánchez son claras respecto al gasto en infraestructuras: hay que aumentarlo un 25%. Así lo recogía el programa del PSOE. Si finalmente Pedro Sánchez logra cuadrar las piezas del que se ha denominado como un gobierno Frankenstein, la primera piedra de su gobierno tiene nombre propio: presupuestos. Y de entre todas las empresas de Fomento, Adif sería la más beneficiada.

Todo depende de las conversaciones con ERC. Si fructifican, y se abstienen, la prioridad number one será unas nuevas cuentas. Marzo sería la fecha de su alumbramiento si no surgen piedras en el camino. Con tanta prisa, y para cumplir los plazos de ‘cuanto antes, mejor’, lo más práctico sería que Pedro Sánchez tirara de aquellos presupuestos que en su día presentó para 2019. Luego habría tiempo de hacer las correcciones pertinentes con diferentes enmiendas. Y Adif aplaudiría tal decisión porque la inversión aumentaría para el operador de infraestructuras ferroviarias un 160%.

La inversión aumentaría para el operador de infraestructuras ferroviarias un 160% de repetirse el presupuesto fallido de 2019

Adif, la entidad presidida por Isabel Pardo de Vera, pasaría de una inversión de 863 millones de euros hasta los 2.244 millones. Es decir, 1.381 millones más para cercanías y mantenimiento. Por lo que respecta a Adif Alta Velocidad, sufriría un descenso del 2%. El salto hacia atrás sería desde los 2.712,8 millones de 2018, a los 2.659,5 millones.

ADIF SOBREPASA A RENFE

Tras el crecimiento del 160%, la entidad pública que más vería crecer la inversión sería Renfe Operadora. Lo haría un 121,7%, desde 378,3 millones a 838,8 millones. Puertos del Estado también engordaría sus cantidades, aunque levemente. Su porcentaje sería del 2,5%. De 806,3 millones pasaría a 826,5 millones.

Para completar la terna del Ministerio de Fomento, Grupo Enaire (el proveedor de servicios de navegación aérea y de información aeronáutica) también vería frenada su dotación. En su caso, un -7,4% (de 730,4 a 676,6 millones). Por último, la Sociedad Estatal de Infraestructuras del Transporte Terrestre (SEITT) incrementaría su presupuesto un 42,1% (de 390,2 a 554,4 millones).

SEIIT es la sociedad de Fomento dedicada a la construcción, conservación, explotación y promoción de las infraestructuras del transporte. Por tanto, carreteras y ferrocarril serían los grandes beneficiados de unos nuevos presupuestos.

Diferentes fuentes del sector constructor y de infraestructuras contactadas por MERCA2 no han dudado en calificar estos presupuestos para 2019 como “buenos”. Y sólo añadirían algunos cambios que han denominado como “mínimos”.

PRESUPUESTOS

La inversión pública en el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2019 (que no se aprobó) recogía un crecimiento del 24,4%. Se situaba en 10.737 millones de euros. Por tanto, 1.996 millones más de inversión.

Caser Unicaja Liberbank

La fusión entre Unicaja y Liberbank tranquiliza las aguas en Caser

En pleno proceso de venta de Caser, había un asunto que quitaba el sueño a sus mandamases. El mismo tenía que ver con los...

En concreto, y respecto al Ministerio de Fomento, la inversión crecía un 24,3%. Llegaba hasta los 9.762 millones de euros (1.909 millones más que en 2018). Adif Alta Velocidad sería el mayor inversor (2.659 millones), aunque bajaría ligeramente como ya se ha reseñado. Y se recuperarían las cercanías ferroviarias con 1.420 millones: 1.090 millones en nuevas infraestructuras, y 263 millones en material rodante de Renfe, por ejemplo. Asimismo, el plan preveía la licitación de nuevos contratos de concesión de 1.000 millones de euros a financiar por el sector privado.

La inversión pública en el Ministerio de Transición Ecológica crecería también, pero sólo un 6,2%. Se situaría en 975 millones de euros. Cantidad que, en este caso, sería insuficiente para sufragar el saneamiento y depuración de las aguas. En tratamiento de aguas residuales incumplimos la normativa europea que obliga a tratar el 100% de las mismas. Además, las pérdidas en abastecimiento son del 26%, fruto de una deficiente red de distribución. Invertimos en este tipo de infraestructuras un 56% menos que la media de Francia, Alemania, Reino Unido e Italia.

Adif tiene ineficiencias. De corregirlas (y para ello es necesaria mayor inversión) podría mejorar estadísticas como la que hace referencia al transporte de mercancías por ferrocarril. La cuota se queda en un escaso 4%. Muy inferior a la de los países que nos rodean.