lunes, 22 julio 2024

Solaria cede a la presión y se presta a «adaptar» la línea de alta tensión de Álava a Bilbao

Solaria está dispuesta a fumar la pipa de la paz con los ayuntamientos contrarios a la instalación del tendido eléctrico que enlazará su macrogranja solar de Álava con el puerto de Bilbao (Zierbena). La cotizada ha concedido, a través de un comunicado, la posibilidad de «adaptar» el trazado de la línea de alta tensión en aras de minimizar las «afecciones» que ésta causaría al paisaje y al medio ambiente.

La empresa liderada por Enrique Díaz Tejeiro está desarrollando en la región el proyecto Solaria Zierbena Solar 2, 3 y 4. Estas instalaciones consisten en el establecimiento de varios polígonos industriales solares, con más de 100 hectáreas de ocupación de suelo, así como una línea de muy alta tensión de más de 100 kilómetros de longitud, para transportar la electricidad generada hasta Vizcaya.

LOS MUNICIPIOS AFECTADOS POR LA MACROGRANJA FOTOVOLTAICA DE SOLARIA SE HAN AGRUPADO EN LA PLATAFORMA ZUIA BIDEAN, QUE SE OPONE AL PROYECTO AFIRMANDO QUE CAUSARÁ AFECCIONES A LOS ECOSISTEMAS, EL PAISAJE Y LA SALUD

Los planes de Solaria se han encontrado con la resistencia de la plataforma Zuia Bidean, que engloba a los municipios alaveses de UrkabustaizZuia y Zigoitia, junto a organizaciones sociales, económicas y vecinales de la zona.

La agrupación señala las «afecciones» que sufriría el ecosistema y la población de materializarse la iniciativa de la compañía fotovoltaica: «Efectos irreversibles sobre los ecosistemas, y especies protegidas de flora y fauna; gran impacto en nuestro bienestar y salud por la presencia cercana de líneas de muy alta tensión y daños graves sobre nuestra identidad, el paisaje y el patrimonio», entre otras.

La fotovoltaica ha replicado que actualmente no cuenta con una alternativa factible a la construcción del tendido, ya que «no existe subestación con capacidad para conectarse en Álava» debido a «las restricciones fijadas por el operador de la red, que obligan a Solaria a evacuar su energía hasta Vizcaya».

LA «FALTA DE TRANSPARENCIA» DE SOLARIA

La compañía ha defendido el plan Zierbena Solar apelando al desarrollo económico de la zona, que, indican, se beneficiaría de una generación de 150 millones de euros de riqueza. Afirma que «cada planta fotovoltaica de 50 megavatios (MW) generará un ingreso de 50 millones de euros para las arcas públicas durante los 30 años de vida útil de la planta».

A los consistorios afectados, sin embargo, no les convencen estos argumentos. La plataforma Zubia Bidean denuncia «la energía eléctrica producida en los macropolígonos solares no está dirigida al consumo local, sino que iría directamente a Zierbena (Vizcaya) para un uso no aclarado, que incluye su posible exportación».

La organización, asimismo, expresa que Solaria, «una gran empresa de producción de energía, presente en el Ibex 35 y con capital de fondos como Blackrock», actúa «con total falta de transparencia y resulta muy complicado saber cuáles son sus intenciones empresariales».

LA FILIAL VASCA DE SOLARIA, EN APUROS

Solaria opera en Álava a través de su filial Solaria Eguzki Sorkuntza, localizada en el Parque Tecnológico de Miñano (Álava). Fue presentada por su matriz como «una sociedad 100% vasca» dirigida a la promoción de proyectos de energía solar que darían electricidad ‘verde’ a casi un millón de habitantes. En un año y medio de andadura, ya tiene la calificación de «riesgo de morosidad alto» en los libros de la Administración.

Según la información del Registro Mercantil, consultada por MERCA2, los estatutos de Solaria Eguzki Sorkuntza SL indican que se dedica «a la promoción, desarrollo, construcción, gestión y explotación». No consta que haya presentado cuentas financieras al Registro y tiene como único accionista a Solaria Energía Generación Renovable SL.

SOLARIA HABÍA CONSEGUIDO REPUNTAR EN BOLSA ANTE LOS RUMORES QUE APUNTABAN A SU COMPRA POR OTRO GIGANTE DEL SECTOR, PERO HA VUELTO A HUNDIRSE

La calificación crediticia atribuida por el Registro Mercantil a la filial vasca de Solaria es 3, lo que implica un riesgo de morosidad «elevado». Este rating ha ido empeorando desde diciembre de 2022, en los inicios de la andadura de la empresa, hasta octubre de 2023, fecha de la última actualización del Registro.

La matriz, que había protagonizado un sonado repunte en Bolsa ante los persistentes rumores de su compra por de otro gigante del sector, ha vuelto a hundirse en los parqués, acumulando pérdidas superiores al 8% en el último mes.

EL OTRO FRENTE ABIERTO CONTRA SOLARIA

A mediados de enero, MERCA2 destapó que Solaria había sido objeto de tres denuncias penales por fraude de ley, coacciones, estafa y falsedad documental. El proceso lo inició Izmar Energy System, una subcontrata a la que había encargado la construcción de varias instalaciones solares.

Izmar ha puesto en pie a toda una plataforma de afectados presuntamente perjudicados por este mismo modus operandi. Además, la agrupación acusa al gigante del Ibex de utilizar de forma fraudulenta empresas ‘pantalla’ en los contratos con el supuesto objetivo de escudarse frente a posibles reclamaciones y pleitos. 


- Publicidad -