La OPEP+ pone en juego un millón de barriles de petróleo al día

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados liderados por Rusia discuten este jueves acometer recortes adicionales de la producción en el entorno de 1 millón de barriles diarios para superar los desacuerdos internos y apuntalar los precios del crudo.

Según informa Bloomberg, Arabia Saudí ha estado presionando a otros miembros del cartel para que apoyen restringir el suministro a fin de evitar un nuevo superávit de petróleo el próximo año.

PETRÓLEO EN EL AIRE

De este modo, un ajuste colectivo adicional de 1 millón de barriles al día de la OPEP+ se combinaría con la extensión del recorte voluntario del mismo volumen que Riad ha venido realizando desde julio, dijeron los delegados. «Creo que habrá un acuerdo porque hay mucha presión sobre el grupo: han visto caer mucho los precios, hay preocupación sobre la economía global», dijo Amrita Sen, directora de investigación de la consultora Energy Aspects, a Bloomberg TV.

un ajuste colectivo adicional de 1 millón de barriles al día de la OPEP+ se combinaría con la extensión del recorte voluntario del mismo volumen que Riad

Las reunión de la OPEP+, inicialmente prevista para los días 25 y 26 de noviembre, fue reprogramada para este jueves ante las diferencias en el seno del grupo exportador respecto de las cuotas de producción de los países.

La disputa habría comenzado el pasado mes de junio, cuando Angola, Congo y Nigeria fueron para aceptar objetivos reducidos en 2024, algo que los productores africanos asumieron con la salvedad de que se revisarían al alza si una auditoría externa de Rystad Energy, Wood Mackenzie e IHS demostraba que su capacidad era mayor.

Según indicaron a Bloomberg fuentes no identificadas, esta evaluación habría sido presentada, pero el trío de países rechazó sus hallazgos.

LO DE GOLDMAN SACHS

Era mucha la inquietud por la futura evolución del precio del petróleo cuando estalló el avispero de Gaza a principios de octubre, pero lo cierto es que ya hace más de un mes que el dolor y la violencia tiñen de rojo Oriente Próximo y la cotización del crudo sigue contenida, al menos si se compara con los vaticinios más ominosos. Los riesgos de una posible escalada internacional del conflicto siguen ahí, sobrevolando gasolineras y parqués, pero por el momento los análisis confían en que el pulso de los productores prevenga un descalabro. Es el caso de Goldman Sachs, que descarta que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) consienta un escenario de precios superiores a los 100 dólares por barril.

https://99d84d5e4bb19d416009cc607cf644ab.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-40/html/container.html

La institución financiera ha tranquilizado a los mercados preconizando que la actual coyuntura del Brent, que bordea los 80 dólares por barril, no va a viajar al sur de esa cifra, pero tampoco se desplazará al temido panorama de los más de 100 dólares. En otras palabras, Goldman se fía de la sensatez de la OPEP, cuyo negocio depende de la estabilidad del mercado y de la persistencia de la demanda, y se encargará de calibrar la producción sin consideraciones geopolíticas de por medio. Después de todo, no estamos en 1973, y las cuentas mandan.

Con la reunión de la organización en el horizonte cercano -tendrá lugar el domingo 26 de noviembre- son muchos los miedos que atenazan a los mercados. El encuentro se produce poco después de que Arabia Saudí y Rusia, los dos ‘gallos’ en el corral de la OPEP+, confirmasen que mantendrían sus respectivos recortes a la producción de petróleo, una medida que la propia entidad ha calificado como fundamental para mantener la estabilidad.

  

NO ESTAMOS EN 1973, LOS RESULTADOS ECONÓMICOS MANDAN Y EN GOLDMAN SACHS ESTÁN CONVENCIDOS DE QUE LA OPEP DEJARÁ A UN LADO LAS CONSIDERACIONES GEOPOLÍTICAS

A esa misma estabilidad apelaba la OPEP cuando el lunes 13 del presente mes, a través de su boletín mensual, abordó la espiral bajista del precio del crudo durante las semanas precedentes sosteniendo que las perspectivas de crecimiento del ‘oro negro’ seguían siendo «robustas» pese a los «sentimientos negativos exagerados» y que el desplome en la cotización respondía a la actividad de los especuladores. Al día siguiente, el precio del Brent se desperezaba un 1,3%, manteniéndose ligeramente por encima de los 80 dólares por barril desde entonces.

En su boletín, la organización pronosticó un incremento en la demanda de 2,5 millones de barriles diarios (mb/d), frente a los 2,4 mb/d de su previsión anterior, confirmando además su expectativa de un aumento de 2,2 mb/d en 2024.

goldman Merca2.es

Goldman Sachs se ha pronunciado en esta misma línea, vaticinando que la demanda se mantendrá sólida y que el cártel de productores utilizará su enorme influencia en la valoración de la materia prima para garantizar que estas expectativas se mantengan. En concreto, la OPEP moldeará la cotización del crudo «con un suelo de 80 dólares proveniente del put de la OPEP y un techo de 100 dólares, resultado de la capacidad excedentaria», explican los financieros.

Eso sí, el precio del barril se situará más cerca de la barrera psicológica de los 100 dólares durante 2024; concretamente a un promedio de 92 dólares, debido fundamentalmente a un «sólido incremento» de la demanda mundial durante el próximo ejercicio. El banco ha recortado su previsión preliminar de 98 dólares gracias a «una mayor oferta de productores como Brasil, Venezuela y Nigeria»; así como a una menor demanda de calefacción debido a un «cálido último cuarto de año».

José María Lanseros
José María Lanseros
José María. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Redactor especializado en el sector financiero, en especial lo relacionado con banca y seguros. Me encanta mezclar y empresa y deporte y estoy empezando a tomarle el pulso al sector de las telecos.