Bruselas financiará el corredor H2Med de Enagás y siete proyectos de hidrógeno españoles

Se confirmaron los pronósticos y el gran eje europeo del hidrógeno renovable ha dado el gran paso administrativo para obtener financiación. El corredor H2Med es una de las infraestructuras incluidas en la lista provisional de proyectos de interés común (PCI, por sus siglas en inglés) de la Comisión Europea (CE), junto con otras siete infraestructuras de hidrógeno españolas y 60 iniciativas de todo el continente.

La decisión se ha tomado este miércoles, 25 de octubre, durante una reunión de toma de decisiones entre altos cargos de la CE y de los gobiernos de los 27 países de la Unión Europea (UE) con el propósito de debatir sobre los proyectos a incluir en la sexta lista de PCI. Entrar en este listado, cuyo contenido ha sido filtrado por el periódico británico Financial Times, supone entrar en la terna final de receptores de 50.000 millones en fondos. El anuncio oficial se espera para noviembre.

UN SISTEMA CIRCULATORIO PARA EL HIDRÓGENO EUROPEO

El corredor H2Med es un gran proyecto de interconexión energética que enlazará puntos clave del suministro español y portugués con Francia y Alemania. Inicialmente concebido como un canal gasístico, terminó evolucionando en un ‘hidroducto’ diseñado para el transporte de hidrógeno renovable en exclusiva.

Enagás, operador del sistema gasista en España, es una de las organizaciones involucradas en el proyecto bajo la consideración de Operador de Redes de Transporte (TSO, por sus siglas en inglés), junto con sus homólogas de Portugal, Francia y Alemania. H2Med se compone de dos interconexiones, denominadas CelZa -entre Portugal y España- y BarMar, un gasoducto offshore entre España y Francia. La inversión conjunta de estos dos enlaces se estima en casi 2.500 millones de euros: 350 millones para CelZa y 2.135 para BarMar.

mapa H2Med Merca2.es

Según datos proporcionados por Enagás a MERCA2, CelZa tendrá una capacidad de tres cuartas partes de tonelada métrica (0,75 TM), 248 kilómetros de largo y tendrá su estación de compresión en Zamora, cuya capacidad será de 24,6 megavatios (MW). BarMar, por su parte, alcanzará las 2,2 TM y los 455 kilómetros, con una estación de 140 MW ubicada en Barcelona.

El pasado 18 de octubre, OGE, el TSO de Alemania, firmó un memorando de entendimiento con los operadores del Sistema Gasista en España (Enagás), Francia (GRTgaz y Teréga) y Portugal (REN) para impulsar el H2Med. Durante el evento, celebrado en la embajada de España en Alemania, Arturo Gonzalo, CEO de Enagás, se refirió a H2Med, como «mucho más que un medio de transporte de energía; también es un mecanismo para la descarbonización industrial», agregando que el «apoyo político» será fundamental para su culminación y preconizando que no habrá problemas de demanda.

LAS LISTAS DE PCI, QUE SE ELABORAN CADA DOS AÑOS, INCLUYEN ENTRE SUS CRITERIOS DE SELECCIÓN LA CAPACIDAD DE INTEGRACIÓN DEL MERCADO ENERGÉTICO, LA CONTRIBUCIÓN A LA SEGURIDAD DEL SUMINISTRO Y EL POTENCIAL DE CONTRIBUIR A LOS OBJETIVOS CLIMÁTICOS

Los PCI son proyectos transfronterizos de infraestructuras clave que vinculan los sistemas energéticos de los países de la UE. Su objetivo es ayudar a la UE a alcanzar sus objetivos de política energética y climática: la provisión de energía asequible, segura y sostenible para todos los ciudadanos; y la descarbonización a largo plazo de la economía, de conformidad con el Acuerdo de París.

La CE elabora este compendio de infraestructuras prioritarias cada dos años, sobre la base de las propuestas enviadas por los distintos países miembros. Los criterios de selección exigen tener un impacto significativo en los sistemas energéticos y la integración del mercado en al menos dos países de la UE, impulsar la competencia en el sector y contribuir a la seguridad energética de la UE mediante la diversificación de las fuentes. También suma puntos demostrar potencial para contribuir a los objetivos climáticos y energéticos de la UE mediante la integración de las energías renovables.

El proceso de selección da preferencia a los proyectos en corredores prioritarios, tal como se define en la Política de Redes Transeuropeas de Energía (RTE-E, por sus siglas en inglés).

Además de H2Med, hay otras siete infraestructuras españolas de hidrógeno renovable incluidas en la última lista del próximo PCI. Estas iniciativas se centran en los electrolizadores, el almacenamiento y algunas conexiones adicionales entre España y Portugal.

OPOSICIÓN AL H2MED

Pese al decidido apoyo comunitario, al H2Med no le faltan detractores. Su inclusión en el listado de PCI ha frustrado a decenas de organizaciones ambientales y de la sociedad civil europeas y de España, Portugal, Italia, Francia, Bulgaria, Bélgica, Polonia o Malta, que el pasado 24 de octubre expresaron conjuntamente su oposición al proyecto.

En una carta remitida a los participantes de la reunión de alto nivel del 25 de octubre, calificaron al H2Med y otras infraestructuras de hidrógeno renovable como «innecesarias y sobredimensionadas», afirmando que existe una tendencia a considerar el hidrógeno verde como una de las opciones más viables para avanzar hacia la descarbonización de la economía. «Ello ha provocado el inicio de una frenética carrera por desarrollar numerosos proyectos, algunos de los cuales corren el riesgo de no ser necesarios en el futuro por estar sobredimensionados y no responder a las necesidades de la transición energética, como es el H2Med», señalan las organizaciones firmantes.

EL PASO DEL H2MED POR EL GOLFO DE LEÓN, UNO DE LOS ECOSISTEMAS MÁS DIVERSOS DE EUROPA, SUSCITA UNA GRAN INQUIETUD

Para este colectivo, los niveles de producción actual de hidrógeno verde y la incertidumbre sobre su producción y demanda futura no justifican la construcción de este proyecto. «El hidrógeno verde se encuentra aún en una fase muy prematura de desarrollo» -explican los firmantes- «Es una tecnología inmadura en términos de producción a gran escala, así como de transporte y almacenamiento. Para que contribuya de forma real y significativa a los objetivos climáticos de la Unión Europea se necesitan grandes avances en términos de tecnología y eficiencia».

Temen, por otra parte, que la liquidez y las facilidades que implica entrar en la lista de elegidos «suavicen» las exigencias ambientales de su construcción y desarrollo. Esto último cobra especial relevancia si se tiene en cuenta que H2Med-BarMar atravesará el Golfo de León (Francia), uno de los ecosistemas con mayor índice de biodiversidad del Mediterráneo.

José Sánchez Mendoza
José Sánchez Mendoza
Periodista especializado en economía y mercados energéticos. Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense y máster en Periodismo por El Mundo y la Universidad San Pablo CEU, he trabajado en medios como El Mundo y El Economista, entre otros.