¿Qué implica el inminente final del periodo del ‘blackout’ en Wall Street?

IG Markets

El periodo de blackout en Estados Unidos llega a su fin y con él la prohibición de recomprar acciones propias para las empresas del país norteamericano. Es un aspecto importante para los últimos meses del año porque hay numerosos programas de este tipo en curso anunciados y porque estas recompras han servido de apoyo a las empresas los últimos años. 

La clave es el importante número de empresas del S&P 500 que tienen programas de recompras de acciones en curso y que los han tenido que parar para cumplir con la prohibición de operar los días previos a la presentación de resultados que ahora vivimos.

SP 500 istockphoto 2 Merca2.es
Busienss man’s hand and «S&P 500» word on American national flag background

Según los datos de marketbeat.com a lo largo de este año firmas como Accenture van a comprar 4.000 millones de dólares en acciones propias, Home Depot (15.000 millones), Morgan Stanley (20.000 millones), Apple (90.000 millones), MetLife (3.000 millones), Marathon Petroleum (5.000 millones), American Express (120 millones de acciones), Salesforce (20.000 millones), UPS (5.000 millones) o Chevron (75.000 millones).

Sólo con estas firmas, el importe total dedicado a recompras de acciones propias para 2023 supera los 135.000 millones de dólares.

¿QUÉ ES EXACTAMENTE EL PERIODO DE BLACKOUT?

El periodo de blackout es una ventana temporal en la que las empresas o sus directivos no pueden comprar o vender acciones de sus empresas.

Por lo general, estos periodos tienen lugar en momentos en los que se producen eventos significativos (resultados, operaciones corporativas, etc.) para evitar el uso de una información privilegiada que pueda perjudicar la reputación de la empresa o recortar la confianza de los inversores.

Estos periodos duran lo que la compañía estime según sus propias políticas internas, pero están reforzadas por los departamentos legales de las mismas para asegurarse el compliance (cumplimiento) y evitar las sanciones por parte de los reguladores (SEC).

¿QUÉ OPINAN LOS EXPERTOS SOBRE EL BLACKOUT?

Ben Laidler, estratega de mercados globales para eToro, explica que muchas empresas estadounidenses paran sus recompras de acciones el mes en el que publican resultados (octubre en este caso).  A medida que nos acercamos al punto medio de la temporada de resultados del S&P 500 correspondiente al tercer trimestre suben las esperanzas de que la vuelta de las recompras puedan dar un cierto soporte a los mercados.

Las propias empresas son el principal comprador de acciones en Estados Unidos y es un fenómeno local puesto que el resto del mundo prefiere pagar dividendos. La actividad de recompra de acciones se ha enfriado desde los máximos de billones de dólares del último año, y es probable que continúen suavizándose, con tanto beneficios como la incertidumbre económica en niveles elevados. Pero sigue creciendo todavía a un ritmo de 800.000 millones anuales.

El 70% de las empresas estadounidenses recompran acciones propias, pero la lista está dominada por las grandes tecnológicas como Apple y Alphabet pues sacan partido de sus balances, con bancos y petroleras también entre los grandes compradores de sus propias acciones.

Dolares 1 1 Merca2.es

Y es que a las empresas les falta tracción. Como explica Geir Lode, director de Renta Variable Global de Federated Hermes Limited, la decepción por los ingresos de Google Cloud y la subida de los tipos de interés han hecho bajar a los mercados bursátiles. La subida de los tipos de interés ha empezado a hacer mella y sugiere una próxima recesión. 

La temporada de resultados ha dejado mucho que desear, puesto que los valores típicamente sensibles a la economía, que han resistido bien en un contexto difícil, empiezan a tambalearse por la presión. Los buenos resultados ya no son suficientes para que estos valores económicamente sensibles ganen tracción, ya que los inversores están preocupados por un contexto macroeconómico más débil.

Los resultados más débiles de Alphabet en el sector de la nube se debieron a las presiones de los costes, y los que sigan apostando fuerte por el sector de la nube verán una oportunidad de compra para los valores que aún no han presentado sus cuentas. Los mejores resultados de Microsoft demuestran que aún existen oportunidades de crecimiento en el sector tecnológico.

Por lo tanto, explica que una leve recesión podría beneficiar a los mercados bursátiles, ya que la ralentización de la economía, sumada a la ecuación macroeconómica, daría más impulso a un recorte de los tipos de interés, aunque el calendario para cualquier recorte es probable que se produzca a mediados o finales de 2024.

Jóse Julián Martín
Jóse Julián Martín
Jose Julián Martín es periodista de finanzas y mercados de formación internacional (Jacksonville University, Wharton School of Business, University of Illinois y Università Bocconi). En su dilatada carrera ha pasado por las redacciones de Expansión, Invertia o Finanzas.com entre otros.