Martín Berasategui nos enseña el truco para que te queden unas croquetas de rechupete y con poca grasa

Las recetas de Martín Berasategui son geniales, gracias a ellas puedes combinar lo mejor de la gastronomía tradicional con la vanguardia de la cocina. Una ensalada de bogavante, su estupenda propuesta para el pollo asado o el secreto de las cocochas de merluza con ajoarriero hacen que el chef vasco sea un referente en nuestros hogares.

Además de estos platos tan estupendos, Berasategui también es un as a la hora de dar consejos culinarios, y eso incluye el modo de hacer las croquetas perfectas, con poca grasa y todo el sabor de esta delicia tan típica. ¡Sigue leyendo para conocer este método!

CONSEJOS A LA HORA DE DISFRUTAR LAS CROQUETAS

Croquetas con salsa

Cuando quieras comer croquetas al estilo Martín Berasategui, ten presente la moderación y no excederte con ellas. Al estar fritas son ricas en grasas y calorías, por lo que es esencial controlarte en las porciones. Opta por raciones adecuadas, evitando atracones que puedan comprometer tu salud, sobre todo si quieres controlar el colesterol y el sobrepeso. Evita las salsas con las croquetas, y si no puedes resistirte a ellas, opta por versiones bajas en grasa,  o bien elabora tus propias salsas saludables en casa con ingredientes naturales.

En cuanto a los acompañamientos, busca alternativas saludables. Puedes servir las croquetas con ensaladas frescas, ricas en vegetales y nutrientes esenciales. Las verduras al vapor o al horno son excelentes opciones bajas en calorías y llenas de fibra; y también puedes incluir granos enteros como quinoa o arroz integral para aumentar la saciedad y mejorar el valor nutricional del plato.