jueves, 20 junio 2024

Madrid, Cataluña y País Vasco acumulan más de la mitad del ahorro en fondos de inversión

Las comunidades autónomas de Madrid, Cataluña y País Vasco cerraron 2022 acumulando el 53,7% de todo el ahorro presente en fondos de inversión, aunque su peso poblacional es del 35%, según se desprende de los datos que ha publicado este lunes el Observatorio Inverco.

El patrimonio invertido en fondos se situó a cierre de 2022 en 306.198 millones de euros, lo que supone un descenso del 3,6% con respecto al año anterior (11.349 millones menos). El ejercicio estuvo marcado por las correcciones experimentadas en los mercados tanto de acciones como de renta fija, que se vieron amortiguadas gracias a la «confianza» de los partícipes, que mantuvieron un «notable ritmo de adquisición» con suscripciones netas por encima de los 17.000 millones de euros.

Así, el volumen de activos de los fondos domésticos ya supone el 23,1% del producto interior bruto. En la última década, el patrimonio invertido con respecto al PIB el país se ha duplicado, desde el 11,4% que se registraba en 2012. Por comunidades autónomas, el mayor peso se da en La Rioja, País Vasco o Aragón, donde las ratios superan el 40%.

Asimismo, el documento señala que se cerró 2022 con un total de 16,1 millones de partícipes, lo que supone un 1,8% más que en el año anterior.

Respecto al volumen, Murcia fue la región que registró un incremento en el patrimonio en fondos a lo largo del pasado ejercicio (0,4%), mientras que en el resto de comunidades descendió. Pese a esto, en el caso de País Vasco, La Rioja, Ceuta y Canarias, la caída supuso menos de un 1% del patrimonio total.

Por vocaciones, la inversión en fondos de renta fija y monetarios supuso el 32,8% del volumen total de inversión en fondos a cierre del año. Esto supone un aumento del peso de más de cinco puntos respecto al año anterior. Además, el patrimonio superó los 100.000 millones de euros por primera vez en la serie histórica.

Por su parte, la inversión en fondos garantizados y de rentabilidad objetivo creció más de dos puntos porcentuales en 2022, pasando del 6,3% al 8,4%. Por el contrario, el porcentaje de la inversión en fondos mixtos, globales o de retorno absoluto se redujo del 47,3% al 41,4% y, en el caso de los fondos de renta variable, cayó ligeramente del 18,8% al 17,3%.

«El cambio de perfil de riesgo de los inversores hacia políticas de inversión más conservadoras se debió tanto a la elevada incertidumbre presente en los mercados financieros como al, aumento continuo de los tipos de interés oficiales, que generó un renovado interés por las categorías de renta fija«, ha explicado la patronal de los fondos.


- Publicidad -